Vizcarra descarta la reelección pese a popularidad

Martín Vizcarra, presidente de Perú.

Lima (EFE).- El presidente de Perú, Martín Vizcarra, descartó hoy «ir a una reelección» pese a que la aprobación de su gestión alcanzó su pico más alto en el último mes, al subir de 61 a 65 por ciento.

«Las encuestas son una referencia circunstancial, coyuntural. A veces uno sube, a veces uno baja por diferentes decisiones que toma», señaló el mandatario desde el populoso distrito limeño de Villa María del Triunfo, hasta donde fue a entregar la resolución de un proyecto de agua y alcantarillado urbano.

El mandatario peruano, quien cumple el octavo mes de Gobierno, manifestó que el buen nivel en las encuestas «le da fortaleza», pero que eso no significa que vaya a revaluar su compromiso y a postularse a una reelección.

«Al contrario, hay que ser más acorde con las líneas y principios que uno tiene. Vamos a seguir trabajando como lo venimos haciendo, luchando frontalmente contra la corrupción«, apuntó.

En ese sentido, rechazó las expresiones vertidas por el expresidente Alan García (1985-1990 y 2006-2011) de que la medida cautelar de impedimento de salida del país por 18 meses, dictada ayer por un juez en su contra, busca «distraer al Perú de lo fundamental que es su situación de empleo, de anemia, de precios y la falta de crecimiento nacional».

Señaló que acusar a la Justicia de estar politizada no es exclusivo de García, y que ya lo había hecho antes el expresidente Ollanta Humala cuando fue encarcelado de manera preventiva y recientemente también la líder opositora Keiko Fujimori, quien cumple un mandato de prisión preventiva por 36 meses por un presunto lavado de dinero para financiar su campaña de 2011.

«Eso corresponde estrictamente a la independencia que tiene el poder judicial y que nosotros respetamos», agregó Vizcarra al respecto.

El presidente peruano, quien debe su popularidad a haber hecho suya las causas de la lucha contra la corrupción y la lucha contra la violencia de género, condenó el reciente caso de tocamientos indebidos realizado por el congresista fujimorista Moisés Mamani contra una aeromoza del avión donde viajaba.

«Esto es violencia contra la mujer y espero que se tomen decisiones drásticas desde el Congreso», expresó.

Vizcarra llegó al Gobierno en marzo pasado en su calidad de primer vicepresidente, luego de que el entonces mandatario Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) se viera obligado a dimitir por los revelados vínculos de su empresa Westfield con la constructora Odebrecht cuando era ministro de Estado del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006). EFE (I)

mpg/eat

Paypal