Tropas sirias capturan estratégica ciudad en norte de país, dice Observatorio

En esta imagen de archivo, tomada el 5 de diciembre de 2016, un soldado del ejército sirio coloca una bandera del país durante una batalla contra combatientes rebeldes en el frente de Ramouseh, en el este de Aleppo, Siria. (AP Foto/Hassan Ammar, archivo)

Las fuerzas del Gobierno sirio y sus aliados han arrebatado a los insurgentes la localidad estratégica de Qalaat al Madiq, situada en el norte de Hama, en el noroeste de Siria, un enclave desde el que se lanzaban ataques contra la base rusa de Hamimim, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La fuerzas sirias y rusas, su principal aliado, han intensificado los ataques desde hace más de una semana contra los grupos insurgentes y radicales que se encuentran alrededor de la zona desmilitarizada pactada entre Rusia y Turquía en el noreste de Siria.

El Observatorio indicó que los combatientes de la Organización de Liberación del Levante, una alianza en la que está incluida la exfilial siria de Al Qaeda, así como los de la alianza rebelde Frente Nacional para la Liberación se retiraron esta madrugada de la zona, situada en la frontera con la provincia de Idlib, y las tropas de Damasco ocuparon la población.

Desde Qalaat al Madiq, por su cercanía geográfica, las facciones insurgentes han lanzado ataques contra Hamimim, el aeropuerto desde el que despegan y aterrizan los aparatos rusos en sus operaciones en el resto de Siria, situado en la provincia mediterránea de Latakia.

Esta zona, además, es la entrada al sur de Idlib, prácticamente dominada por la Organización de Liberación del Levante, considerada «terrorista» por Damasco y Moscú, quienes buscan erradicarla del territorio sirio.

Sin embargo, Abdel Muin al Masri, líder de la facción Ejército de la Victoria, integrada en el Frente Nacional para la Liberación, señaló a Efe por teléfono que aún hay «enfrentamientos fuertes» y que por ahora las tropas sirias no habían controlado «por completo» la población.

El Frente Nacional para la Liberación está integrado principalmente por facciones que operan bajo el paraguas del opositor Ejército Libre Sirio, como la agrupación Ejército de la Victoria, apoyados por Turquía, país que tiene puestos de observación en Idlib en base al acuerdo con Moscú.

El pasado septiembre, Rusia y Turquía, valedora de la oposición, acordaron un pacto estableciendo una zona desmilitarizada alrededor de Idlib, cuando era inminente una ofensiva de Damasco sobre la zona, aunque el presidente Bachar al Asad ha insistido en que quiere recuperar «cada centímetro» de Siria.

Desde hace más de una semana y con la justificación de actuar en respuesta a ataques por parte de los grupos insurgentes, las tropas sirias y aliados han intensificado sus ataques aéreos y terrestres en el noroeste de Siria.

Al menos 96 civiles han muerto, entre ellos 13 niños, desde el pasado 30 de abril hasta hoy, según el Observatorio.

De acuerdo a cifras de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) para Siria, desde el 28 de abril hasta el 6 de mayo los ataques han causado la muerte de al menos 80 civiles y 300 personas han resultado heridas en el noroeste de Siria, entre los fallecidos tres trabajadores humanitarios.

Asimismo, la ONU indicó que del 29 de abril al 5 de mayo la escalada de violencia ha provocado que más de 152.000 personas se hayan visto forzadas a dejar sus hogares. EFE

ijm-ar/jlp/jrr

Paypal