Canadá confirma que Brasil rechazó su ayuda para la Amazonía

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, pronuncia un discurso durante la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, el martes 23 de enero de 2018. (AP Foto/Markus Schreiber)

La ministra de Medio Ambiente de Canadá, Catherine McKenna, anunció este martes que Brasil rechazó la ayuda su país ofreció a las autoridades brasileñas para combatir los incendios en la Amazonía.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ofreció este lunes a Brasil el envío de aviones cisterna y 15 millones de dólares canadienses (11,25 millones de dólares estadounidenses) para combatir los fuegos de la Amazonía.

McKenna también afirmó que el Gobierno canadiense no se plantea congelar las negociaciones con el Mercosur, el bloque comercial suramericano del que forma parte Brasil, para la firma de un tratado de libre comercio con Canadá.

Canadá y Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) lanzaron en marzo del año pasado negociaciones para la firma de un tratado de libre comercio.

La ministra canadiense declaró durante una rueda de prensa en Toronto que la mejor opción es vincular la economía y el medioambiente y que los tratados comerciales incorporen fuertes salvaguardas en temas medioambientales.

«Creo que siempre debemos acercarnos al medioambiente y la economía de forma conjunta. Los acuerdos comerciales que hemos negociado, y en los que he estado implicada directamente, tienen fuertes protecciones medioambientales«, declaró McKenna.

«(El tratado con) Mercosur tendrá las mejores protecciones medioambientales de cualquier acuerdo comercial», añadió.

McKenna insistió en que la congelación de las negociaciones con Mercosur, tal y como pidió este martes el líder del socialdemócrata Nuevo Partido Democrático (NPD), Jagmeet Singh, no es la solución.

Singh señaló en un comunicado que «de nuevo, Justin Trudeau está anteponiendo los intereses de opulentas corporaciones a la lucha contra el cambio climático, al continuar las negociaciones de libre comercio con el presidente (Jair) Bolsonaro«.

McKenna dijo que «hay una verdadera oportunidad de que en el acuerdo comercial se hable de la importancia de la reforestación» y dijo creer que ese es el planteamiento «que los canadienses esperan, demostrando que la economía y el medioambiente van unidos».

Con respecto a la situación en la Amazonía, McKenna dijo que no es sólo un problema de Brasil y sus países vecinos, y que si Brasilia rechaza la ayuda canadiense, Ottawa trabajará con otras naciones.

«La Amazonía está literalmente en llamas. Es una gran preocupación porque la deforestación, los incendios, hacen que la Amazonía no puedan almacenar carbono. Y eso acelera el cambio climático», explicó.

«Hemos ofrecido ayuda financiera y para combatir los incendios. Tenemos excelentes equipos de bomberos y desgraciadamente parece que Brasil no ha aceptado la ayuda», continuó.

«Pero hay otros países que están implicados y en estos momentos estamos proporcionando un modelo de dispersión aérea al Gobierno de Argentina. Esperamos que podamos trabajar con los otros socios», terminó señalando McKenna. EFE