Ramiro Cueva denuncia penalmente a Correa por altercado en Bélgica

Ramiro Cueva y Rafael Correa. Imagen tomada de El Nacional Ecuador.

Un juez de Bélgica fijó para el próximo 7 de septiembre de 2018 la audiencia en donde se ventilará la denuncia que interpuso el expresidente Rafael Correa en contra del periodista lojano Ramiro Cueva, director del canal local Ecotel TV, luego del altercado ocurrido en Lovaina el pasado 8 de julio. Tras el incidente, el exmandatario acusó al comunicador de haberlo agredido a él y a sus guardaespaldas.

En diálogo con Fundamedios, Cueva aseguró que la audiencia prevista inicialmente para el 8 de agosto fue diferida tras decisión del Juez, quien tomó en cuenta que no se encontraban las partes involucradas. El lojano envió a su abogado representante, Emmanuel Ruchat, y Correa a un abogado que, según el periodista, no es quien lo representaba oficialmente en esta causa.

Cueva también presentó una denuncia penal en contra del expresidente y dos de sus guardaespaldas, César López Vitalla y Juan Ernesto Alonso Ruiz, de nacionalidad española, por cuatro causas, según consta en el documento al que tuvo acceso Fundamedios.

La primera, por el ataque en “Banda organizada”, que se refiere a las agresiones físicas perpetradas en su contra; la segunda, por asociación ilícita de los guardaespaldas que, según la defensa del periodista, trabajaban ilegalmente en Bélgica; la tercera por difamación, por haberlo acusado de agresor y de portar un arma; y la cuarta por robo de su celular, en el momento del altercado.

Al respecto, el Cueva afirmó que el juez ordenó la apertura e investigación de este proceso por el que se deberá convocar a una audiencia adicional y comentó que por los elementos que tienen, que incluye un parte médico de los golpes que recibió, confía en que la justicia belga sancionará al exmandatario con penas que podrían ir de seis meses hasta un año en prisión.

Tras el altercado, Cueva aseguró que él acudió a ese país para realizar una cobertura periodística, luego conocerse el pedido a la Interpol para detener al expresidente por el caso del secuestro a Fernando Balda, que investiga la justicia ecuatoriana.

Cueva aseguró que cuando Correa lo vio, lo insultó diciéndole “prensa corrupta”y “soplapitos”, hecho que terminó en un altercado y agresiones físicas.

El periodista lojano aseveró que Correa llamó a su seguridad personal y, tras ser perseguido, fue golpeado por el político y un agente.

Sin embargo, Correa dijo en un comunicado público, que salió de compras con su hija a una tienda cercana y que un hombre a quien no reconoció en un primer momento lo amenazó con dispararle.

Luego supo que era Ramiro Cueva y la discusión siguió, de modo que pidió ayuda a la policía local y lograron capturarlo con la ayuda de lo vecinos.

  • Fuente: Fundamedios

(I)

Paypal