Fiscalía indaga a Espín por visita en cárcel a Falcón

ARCHIVO | Quito 4 de octubre del 2018. Reinstalacion del pleno de la Asamblea sesion numero 539 donde se trata las resoluciones sobre la asambleista Espin. APIFOTO/ DANIEL MOLINEROS

La Fiscalía de Ecuador investigará a la legisladora Sofía Espín, acusada de haber contactado a una detenida, sospechosa y testigo en un caso de secuestro a un político opositor en 2012, que salpica al expresidente del país Rafael Correa, se informó hoy.

Espín, afín al exmandatario, será investigada por haber supuestamente incumplido los protocolos para visitar en una cárcel de Quito a la exagente Diana Falcón, quien ha declarado que la legisladora intentó sobornarle para que cambiara su versión y favoreciera a Correa.

La indagación contra Espín la solicitó la fiscal general del Estado en funciones, Ruth Palacios, el pasado 11 de octubre, cuando ordenó que se realicen varias diligencias, según informó hoy el diario El Comercio en su página web.

La investigación se extenderá a Yadira Cadena, abogada de Correa, quien ha negado las acusaciones y ha dicho que visitó a la exagente Falcón por pedido de ella mismo.

Entre las diligencias, la Fiscalía solicitó que la agente Falcón rinda su versión mañana, miércoles, y pidió a un Foro de Abogados del Consejo de la Judicatura que se certifique si Yadira Cadena se encuentra registrada como abogada.

También pidió al director de la cárcel de mujeres de Quito que remita una certificación sobre el registro de personas que ingresaron a ese centro el pasado 24 de septiembre para visitar a Falcón.

Según una última versión de Falcón, Espín y Cadena la contactaron en la cárcel y le ofrecieron protección, asilo en Bélgica y hasta dinero a cambio de que se retracte de su testimonio en el que señala a Correa como la persona que supuestamente ordenó el secuestro del exsambleísta Fernando Balda, en 2012, en territorio colombiano.

Espín, que ha preferido mantenerse en silencio hasta que una comisión parlamentaria trate su caso, ha dicho que visitó a Falcón por razones de su trabajo (fiscalización) y humanitarias, ya que como expolicía la detenida corría peligro en la cárcel.

La legisladora ha advertido de una supuesta persecución política en su contra que, según dijo, acabaría costándole su puesto en la Asamblea Nacional (Parlamento).

Además, dijo recientemente que, a su criterio, “hay una persecución al correísmo” para impedir que el exmandatario, que reside en Bélgica, regrese a la actividad política en el país. EFE

Paypal