Glas dice que termina su huelga de hambre

Jorge Glas, ingresando a la cárcel de Latacunga.

El exvicepresidente Jorge Glas, preso en la cárcel de Latacunga, condenado a seis años por asociación ilícita para recibir sobornos de la compañía brasileña Odebrecht, ha anunciado en su cuenta de Facebook, que ha concluido una huelga de hambre de 52 días, a pedido de la militancia de su partido, que teme por su vida.

“Estoy débil de cuerpo, con 31 libras menos, desnutrido, pero con el espíritu firme. Los que me odian sin razón se preguntan cómo es que no me he muerto. La respuesta es sencilla: el Dios de Israel me sostiene. No moriré sino que viviré (Salmo 118)”, ha escrito en Facebook.

“Tu valentía y dignidad es un ejemplo para todos. Seguiremos a tu lado hasta que se reconozca tu inocencia y alcances la libertad”, le ha respondido Ricardo Patiño en su cuenta de Twitter.

Glas, que se encontraba cumpliendo su pena en la Cárcel Cuatro de Quito, fue trasladado a Latacunga el 21 de octubre de este año, tras la fuga del exsecretario de Comunicación Fernando Alvarado, procesado también por corrupción. En noviembre, cuando ya estaba quince días en huelga de  hambre, fue trasladado al Hospital del IESS en Quito, por un presunto deterioro de su salud. Pero los médicos del hospital que solo tenía una leve deshidratación.

Glas fue elegido vicepresidente de la República, en binonio con el actual Presidente Lenín Moreno.

Paypal