Elizabeth Cabezas denuncia que sectores correístas la amenazan

Elizabeth Cabezas.

La presidenta de la Asamblea Nacional (Parlamento) de Ecuador, Elizabeth Cabezas, apuntó hoy a personas vinculadas con el anterior Gobierno, presidido por Rafael Correa, como autores de amenazas y denuncias anónimas de que habría cobrado aportaciones indebidas.

Cabezas manifestó hoy en una charla informativa con medios de comunicación que está siendo objeto de «una campaña agresiva y fuerte» plagada de «mensajes amenazantes«, que según ella, se deben que ha adoptado una serie de decisiones para combatir la corrupción en el Legislativo.

De acuerdo con los mensajes transmitidos en las redes sociales en los últimos meses, de autoría desconocida, Cabezas habría cobrado de manera ilegal aportaciones en su etapa de concejala en el Municipio de Quito, cargo que desempeñó entre agosto de 2009 y diciembre de 2013.

La alta responsable elevó denuncias sobre el caso a la Fiscalía General el mes pasado y atribuyó esos mensajes a una campaña para deslegitimar la institución que preside y otras del Estado.

Aseguró que en ella participan 23.000 cuentas de troles, difíciles de perseguir por su anonimato y que disponen de «gente que tiene acceso a muchísima información» y que la emplean de forma maliciosa con «el afán de desinformar».

«He recibido varias amenazas y he puesto la denuncia en la Fiscalía, que me retuvo mi teléfono celular para las investigaciones correspondientes», refirió Cabezas antes de advertir que seguirá el caso hasta «las últimas consecuencias».

Mostró asimismo un escrito que dijo era una comunicación formal de miembros del equipo con el que trabajó en el Municipio de Quito, que «será elevada a una escritura pública, en la cual dan fe de que efectivamente esas prácticas nunca fueron parte» de su «despacho, ni de las actividades» que ha realizado, «como se intenta sugerir».

Precisó que uno de los mensajes difundidos por una cuenta esporádica de Whatsapp sugería que habría cobrado partidas y llevado el dinero a la Presidencia o la Vicepresidencia, lo que tachó de «totalmente falso».

En ese caso, detalló que una de las facturas presentadas por el anónimo correspondía al año 2005 en el que no era concejala en el Municipio de la capital ecuatoriana.

«Lo he dicho en varias ocasiones, miren en las cuentas desde las cuales publican, miren a favor de quién hablan y en contra de quién hablan», sostuvo al referirse a sus sospechas de que personas vinculadas con el anterior Ejecutivo estarían detrás de esa campaña.

En los últimos meses una diputada del oficialista Alianza País fue destituida del cargo por supuestamente haber cobrado contribuciones obligatorias a colaboradores y recientemente Alejandra Vicuña se vio obligada a renunciar al cargo de vicepresidenta del país tras verse envuelta en un escándalo de supuestos cobros indebidos para su partido, que aún son investigados. EFE

(I)

Paypal