Sebastián Roldán dice que Gobierno no hará más recortes

Sebastián Roldan.

Los recientes ajustes económicos del Gobierno de Ecuador son los últimos que efectuará el presidente de la República, Lenín Moreno, quien actúa por razones «éticas», no electorales, ya que no se presentará a la reelección en 2021, aseguró hoy el portavoz de la presidencia de ese país, Juan Sebastián Roldán.

«Este fue el último plan de recortes y, a partir de hoy, se construye prosperidad y empleo», dijo en una entrevista con Efe en Madrid al ser preguntado si habrá más ajustes o subida de impuestos en 2019.

Entre esos ajustes figura una reducción del subsidio a la gasolina extra y ecopaís, las más empleadas popularmente.

Roldán señaló que el Gobierno del expresidente Rafael Correa (2007-2017) dejó una situación económica «difícil» y explicó que lo que se busca ahora es dotarla de «transparencia» y de «bases firmes».

«Lamentablemente -argumentó- en el Ecuador se mantienen un conjunto de subsidios que, al ser a productos, terminan perjudicando a los ciudadanos (…) No son subsidios a personas, sino a productos, por tal razón dan paso a fraudes«.

Pero no quedó afectado el subsidio del transporte público, porque encarecería la vida, ni del gas doméstico, precisó.

Si organizaciones sociales y sindicales quieren movilizarse para protestar, «están en su derecho», recalcó, siempre que respeten los derechos de los demás.

Preguntado por si los recortes tendrán castigo electoral en los comicios locales y regionales de marzo de 2019, Roldán respondió: «El presidente Moreno privilegia siempre la posición ética antes que la electoral, y es por eso que ha tomado estas decisiones en este momento».

Además, Moreno (elegido en 2017) «no se va a presentar» a la reelección en 2021, «lo ha dicho muchas veces», subrayó. «Y por eso hace las cosas responsablemente», consideró.

¿Y cómo lucha el Gobierno ecuatoriano contra la corrupción? Para empezar, respondió el portavoz, se ha cambiado la ley de Comunicación para que «no sea una ley mordaza» como antes.

«Hemos marcado con una consulta popular el año pasado -añadió-, la independencia de los poderes, y el nombramiento de un Consejo de Participación Ciudadana, que es el que nombra a los nuevos representantes de los poderes del Estado con independencia y autonomía».

Explicó que al mismo tiempo se ha preparado una ley anticorrupción que permitiría, por ejemplo, que quienes recibieron dinero de miembros del Ejecutivo puedan delatarlos.

«Creemos que vamos a ir destapando una situación de corrupción que, sabemos, no va a terminar con nuestro gobierno, pero que va a marcar una gran diferencia«, dijo a Efe Roldán.

Preguntado por qué Moreno ha tratado de sacudirse la «sombra» de Rafael Correa (2007-2017), cuando antes tenían tanta afinidad, Roldán dijo que se debe a que el presidente actual fue informado de la situación económica y política y de «corrupción» que dejó su predecesor.

«Moreno, más allá de tener afinidad con las personas, tiene afinidad con sus principios«, enfatizó.

Sobre la situación judicial de Correa, indicó que al Gobierno le corresponde seguir adelante con los procesos que manda la Justicia.

«En el Ecuador no se persigue a personas -precisó-, se persiguen delitos. Al Gobierno no le corresponde hacerlo, le corresponde a las cortes, a los jueces y los fiscales».

Correa, que vive en Bélgica, afronta un orden de detención internacional en relación con un caso de secuestro de un opositor ecuatoriano en Colombia en 2012.

En cuanto a la seguridad en la frontera con Colombia, admitió Roldán que es un tema «delicado», hay una situación complicada por el narcoterrorismo y el Gobierno ecuatoriano ha sido «firme» en pararlo.

Sobre la muerte del disidente de las FARC conocido como «Guacho», abatido por las fuerzas colombianas recientemente, Roldán dijo que una muerte no alegra a nadie ni arregla ninguna situación.

«Hoy, lo fundamental es que se subsane la situación estructural de inseguridad en la frontera sur de Colombia», aseguró, al tiempo que indicó que las relaciones con el presidente de Colombia, Iván Duque, son «fluidas» y el trabajo es «permanente» en seguridad, economía y desarrollo democrático.

Sobre la crisis venezolana, Roldán recordó que 230.000 inmigrantes de aquel país ya llegaron al Ecuador, y señaló que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, «tiene que tomar conciencia y buscar soluciones estructurales porque, de otra manera, está mostrando irresponsabilidad».

En relación con el fundador de la plataforma de filtraciones WikiLeaks, el australiano Julian Assange, dijo que es un «huésped incómodo» para la Embajada ecuatoriana en Londres.

Las autoridades ecuatorianas le han pedido que entable «un diálogo con el Gobierno británico» para buscar una «salida conjunta a su situación».

Assange está requerido por la Justicia de EEUU y permanece refugiado en esa embajada desde 2012. EFE

(I)

Paypal