Nueva filtración revela millonarios sobornos en el Metro de Quito y la Ruta Viva

Mauricio Rodas, recibe taladros para construcción de Metro de Quito.

Una nueva filtración difundida por el Consorcio de Periodistas de Investigación ha revelado pagos secretos por millones de dólares, hasta ahora desconocidos, hechos por una división de Odebrecht creada principalmente para manejar los sobornos hechos por la compañía, entre ellos algunos relacionados con la construcción del Metro de Quito y la Ruta Viva, que una la capital con el aeropuerto de Tababela.

El ICIJ (por sus siglas en inglés) ha encontrado más más de 39 millones de dólares en pagos secretos asociados con la gigante central termoeléctrica de carbón de Punta Catalina en República Dominicana, más de 3 millones de dólares en pagos secretos vinculados con el Gasoducto Sur en Perú, y otros relacionados con otros grandes proyectos de infraestructura en la región.

Respecto al Metro de Quito, el ICIJ ha revelado que en el sistema de emails Drousys, empleados de Odebrecht con los nombres clave de “Silver”, “Fred” y “Wilson”, hablan de pagos relacionados con el Metro de Quito que fueron canalizados a través de su oficina. En julio de 2015, por ejemplo, Silver le pregunta a Fred si se había efectuado el pago para el Metro y si se había hecho a través del Meinl Bank, un banco cuya filial en Antigua y Barbuda había sido adquirida por operarios de Odebrecht en 2010 para facilitar los sobornos, según los fiscales. Fred responde afirmativamente.

“El pago del Metro también se realizó a través de Meinl”, escribe Fred en su email de respuesta a Silver.

Según el diario El Universo, cuya periodista, Mónica Almeida participó también en la investigación, el total de sobornos pagados en relación al Metro de Quito asciende a 7 millones de dólares.

El mensaje señala que el pago fue hecho a través de la empresa Fortress Investors Ltd., que aparece mencionada repetidamente en los archivos de la oficina de sobornos como uno de los conductos para realizar pagos. Los registros no dicen quién recibió esos pagos secretos ni con qué objetivo se hicieron.

Mauricio Rodas, el ex-alcalde de Quito cuya administración aprobó el contrato de Odebrecht, dijo a una periodista de ICIJ que Odebrecht fue seleccionada solo porque había hecho la oferta más económica, y que el proyecto, una red 14 kilómetros de túneles subterráneos, iba a transformar la movilidad en Quito. Se espera que el Metro, que debe inaugurarse en diciembre, transporte hasta 530 mil pasajeros por día.

Cuando el esquema internacional de sobornos de Odebrecht salió a la luz, los fiscales ecuatorianos lanzaron una investigación para saber si las obras de la empresa en el Metro de Quito estaban manchadas por sobornos. En marzo de 2018, tras más de un año de ahondar en el caso, los fiscales cerraron la investigación, diciendo que no había evidencias que sustentaran los cargos.

La Ruta Viva, una autopista de conexión entre Quito y el aeropuerto de Tababela, no es mencionada en las acusaciones de los fiscales ecuatorianos, pero su nombre sí aparece en este nuevo tesoro de documentos filtrados, en conexión con un pago de octubre de 2012 por 915.000 unidades de una moneda no especificada, unos meses después de que la ciudad le otorgara a Odebrecht el contrato de construcción de esa ruta. Los documentos ahora filtrados no revelan quién recibió ese pago secreto.

El reportaje publicado la noche del martes en el portal del Consorcio de Periodistas de Investigación (y de manera simultánea por 17 sitios en el continente) está firmado por el periodista estadounidense Sasha Chavkin, y se ha basado según él lo relata, en una filtración de más de 13 mil documentos obtenidos por el periodista Anderson Boscán, del sitio La Posta, que los ha compartido con el ICIJ, que coordinó el trabajo con periodistas de 17 medios aliados en el continente.