La Metrovía incorpora sistema para fomentar el reciclaje

Metrovía frente al Coliseo Cubierto, en Guayaquil.

La ciudad ecuatoriana de Guayaquil es escenario de un proyecto piloto gracias al cual los ciudadanos reciben ayudas para el transporte público a cambio de la entrega de botella de plástico vacías, informó a Efe Leopoldo Falquez, gerente de la Fundación Metrovía.

«Este es un proyecto pionero, creo que no lo ha desarrollado nadie a nivel de un sistema de transporte masivo como el nuestro», comentó hoy al señalar que en los primeros días de desplegado el proyecto han visto filas de ciudadanos para reciclar las botellas.

Falquéz explicó que en el sistema de la Metrovía se transportan unas 400.000 personas al día, que desechan gran cantidad de botellas plásticas.

Hasta ahora habían recogido esas botellas en grandes recipientes con capacidad para entre 600 a 700 unidades.

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, presentó el pasado jueves la primera máquina de reciclaje de botellas plásticas, instalada en el andén 1 de la Terminal Río Daule, posteriormente se instalará otra en el andén 2.

«A estas máquinas se suman, además, dos del mismo tipo, que operan en la Plaza Guayarte», recordó la alcaldesa, quien considera que con la medida se puede contribuir con el medio ambiente y permitir que los ciudadanos se beneficien con el reciclaje.

Por cada botella ingresada en la máquina recicladora de la Terminal Río Daule, el usuario recibe 0,2 de dólar; en tanto que, en Guayarte, por cada 5 botellas reciben un ticket de 10 centavos de dólar, para ser canjeado con las recargas de la tarjeta de transporte de la Metrovía.

Tanto la maquinaria como la tecnología implementada en ese equipo, son nacionales, y permite que las botellas pueden ser reutilizadas para la elaboración de otros productos.

Falquez indicó que tras determinar cuál de los dos sistemas tiene mayor aceptación por parte del público, esperan llegar al punto de que el valor por la entrega de las botellas se acredite directamente en la tarjeta de transporte.

Se lamentó de que entre el jueves y el viernes pasado se hayan registrado dos hechos vandálicos, entre ellos uno cuando desconocidos introdujeron un hierro por el boquete donde van las botellas, por lo que se dañó la máquina, que fue reparada inmediatamente.

Por ello analizan la posibilidad de que una persona esté permanentemente junto a la máquina para evitar otros atentados contra el equipo.

El gerente de la Fundación Metrovía explicó a Efe que las botellas recolectadas pueden ser convertidas en ladrillos de plástico para utilizarlas en la construcción, como ya ocurre en Argentina.

E indicó que se trata de un proyecto piloto, pero el objetivo es llegar a las cien paradas de la Metrovía «o al menos a aquellas donde haya mayor concentración de personas», dijo.

La Fundación municipal Metrovía se encarga de controlar y regular el sistema de transporte masivo de la ciudad de Guayaquil, una de las más pobladas de la nación andina. EFE (I)

sm/

Paypal