OIEA afirma que Irán cumple con el acuerdo nuclear pactado en 2015

Un trabajador se traslada en bicicleta frente a la refinería de petróleo al sur de Teherán el 22 de diciembre del 2014. A medida que se avanza en las negociaciones en torno al programa nuclear de Irán, el mundo se pregunta cuáles serán las repercusiones de un acuerdo que permita a los iraníes tener un programa nuclear. (AP Photo/Vahid Salemi)

Irán sigue cumpliendo con las exigencias del acuerdo nuclear pactado en 2015, aseguró hoy en Viena Yukiya Amano, director del OIEA, quien advirtió de que un eventual fracaso de ese pacto, cuestionado por el presidente estadounidense, Donald Trump, sería «una gran pérdida».

«Al día de hoy, puedo afirmar que Irán está cumpliendo con sus compromisos en materia atómica», dijo el máximo jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ante la Junta de Gobernadores de esa entidad.

Precisó que los inspectores del organismo han continuado vigilando «la no desviación de materiales nucleares declarados por Irán».

«Hemos tenido acceso a todos los lugares que hemos necesitado visitar», subrayó Amano en su discurso, reproducido en un comunicado del OIEA.

Añadió que el organismo prosigue su evaluación sobre «la ausencia de material y actividades nucleares no declarados» en el país persa.

Además, ha pedido a Teherán que le envíe «aclaraciones» respecto a sus planes de desarrollo de un ciclo de combustible nuclear relacionado con la propulsión naval nuclear.

Amano recordó que los inspectores internacionales llevan «más de dos años verificando y vigilando la implementación por parte de Irán» de lo pactado en el citado acuerdo, conocido como Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés).

El OIEA es la autoridad de la ONU encargada de velar por el uso exclusivamente pacífico de la tecnología atómica y en esa función es responsable de vigilar el cumplimiento del JCPOA, sellado en 2015 por seis potencias, entre ellas Estados Unidos.

«Es esencial que Irán continúe cumpliendo plenamente esos compromisos», advirtió el director en su discurso, y añadió que un eventual fracaso del acuerdo «sería una gran pérdida» para el sistema internacional de control nuclear «y para el multilaterialismo».

Indirectamente, Amano aludió así al riesgo de que fracase el JCPOA -documento que tras arduas negociaciones puso fin a décadas de conflicto en torno a un supuesto plan de la República Islámica de desarrollar armas atómicas-, después de que Trump amenazara con retirar a su país del mismo.

Por otro lado, el alto funcionario internacional reiteró su llamada a Corea del Norte para reasumir la cooperar con el OIEA cortada en abril de 2009, cuando el régimen de Pyongyang expulsó del país a los inspectores internacionales.

Hasta entonces, los expertos del organismo habían inspeccionado durante años el programa nuclear del Corea del Norte, pero desde 2009 el organismo solo puede vigilarlo a través de imágenes de satélite.

«Sigo profundamente preocupado por el programa nuclear de la República Popular Democrática de Corea», declaró Amano hoy.

«Pido nuevamente» a Pyongyang «que cumpla plenamente» con las resoluciones del Consejo de Seguridad, coopere con el OIEA y «resuelva todas las cuestiones pendientes, incluidas las que han surgido durante la ausencia de inspectores del organismo en el país», añadió.

«Mantenemos nuestra disponibilidad a desempeñar un papel esencial en el control del programa nuclear» de Corea del Norte, insistió Amano. EFE

Más relacionadas