Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cuauhtémoc Blanco se despide de las canchas

El jugador de Puebla Cuauhtémoc Blanco levanta el trofeo de campeón de la Copa MX hoy, martes 21 de abril de 2015, en el Estadio Olímpico Universitario de la BUAP, en Puebla (México). Puebla venció en el partido final a Guadalajara 4-2. EFE/Francisco Guasco.

MÉXICO (AP) — Cuauhtémoc Blanco, uno de los grandes referentes del fútbol mexicano de los últimos años, cerró con broche de oro una brillante carrera como futbolista el martes por la noche, cuando su equipo Puebla venció 4-2 a Chivas para coronarse campeón de la Copa Mx.


Publicidad

Ganara o perdiera, era un hecho el adiós de Blanco, quien a partir del miércoles comenzará una nueva etapa en su vida en un campo totalmente diferente: la política.

Blanco, de 42 años, es candidato del Partido Social Demócrata (PSD) al cargo de presidente municipal de Cuernavaca, capital del estado central de Morelos.

“Me voy feliz, me voy contento….no estoy triste pero sí siento nostalgia”, dijo Blanco al final del partido mientras hacía un esfuerzo por no llorar. “Es cierto que voy a extrañar todo esto, a los compañeros y al fútbol, pero a la vez estoy feliz porque ya podré estar todo el tiempo con mi familia”.

El veterano jugador entró de cambio a los 70 minutos y se quedó cerca de anotar un gol en los minutos finales. Al término del encuentro, Blanco fue rodeado por sus familiares, le dio un fuerte abrazo a su hijo y luego acudió al podio para recibir su medalla, Fue el encargado de levantar la Copa Mx.

Aunque no logró la gloria individual de marcar un tanto ante Chivas, el título conseguido en la cancha del estadio Universitario BUAP fue un colofón ideal para acrecentar el legado que Blanco construyó durante casi 23 años de carrera.

El del martes fue el segundo cetro de Copa en la carrera de Blanco, quien nació y creció en el popular barrio de Tepito de la capital mexicana, ascendió a la máxima categoría tras superar los problemas sociales de su entorno y se formó con el América tras ser descubierto por un cazador de talentos del equipo.

Debutó un 5 de diciembre de 1992, en el estadio Nou Camp de León bajo la dirección técnica del entrenador argentino Miguel Ángel “Zurdo” López. Empezó a brillar en 1994, cuando el holandés Leo Beenhaker tomó las riendas del club.

Sus buenas actuaciones fueron recompensadas con su primer llamado a la selección mayor, en 1995. El entonces técnico Miguel Mejía Barón lo convocó para un amistoso ante Uruguay, en San Diego.

De América salió por primera vez al finalizar el torneo Verano 97 y un año más tarde jugó en su primer Mundial, en Francia 1998 con el entrenador Manuel Lapuente. Al término de esa Copa del Mundo, donde ayudó a México a llegar a octavos de final, regresó con las Águilas para un par de años más antes de emigrar al fútbol español.

Blanco tuvo un paso efímero con el Valladolid, en gran medida porque sufrió una devastadora lesión en la pierna derecha durante un partido ante Trinidad y Tobago, correspondiente a las eliminatorias para el Mundial de Corea y Japón 2002. La lesión no le impidió jugar su segundo Mundial, ahora bajo el mando de Javier Aguirre.

Blanco regresó al América para el Apertura 2002, pero volvió a salir del equipo un par de años después y jugó con el Veracruz durante seis meses antes de regresar a las Águilas para conseguir el único cetro de liga en su carrera, en el Clausura 2005, al imponerse a los extintos Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

Luego de disputar la final del Clausura 2007, que perdió ante Pachuca, Blanco se fue al Chicago Fire de la MLS, donde estuvo dos años.

Regresó a México para jugar con Veracruz y luego militó en la segunda división con el Irapuato, los Dorados de Sinaloa —con quienes se coronó en la Copa— y Lobos BUAP. No fue hasta la pasada temporada en la que volvió a la primera división con Puebla.

Después de jugar el Mundial de 2002, Blanco se perdió el Mundial de Alemania 2006 por una añeja rivalidad con el entrenador argentino Ricardo La Volpe.

Aguirre lo convocó para jugar como suplente en Sudáfrica 2010. Consiguió marcar un tanto para ser uno de dos mexicanos en conseguir goles en tres diferentes Copas del Mundo. El zaguero Rafael Márquez es el otro.

Junto con Javier Hernández, Blanco es también el segundo máximo goleador en la historia de la selección mexicana con 39 goles, sólo superados por Jared Borgetti (46).

Entre otros de sus logros está un campeonato de la Copa Confederaciones en 1999 y dos campeonatos en la Copa de Oro (1996 y 1998). (D)