Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hollande intenta una conciliación sobre Grecia con Merkel

Angela Merkel y Francois Hollande (AP Photo/Carolyn Kaster)

París, 30 ene (EFE).- El presidente francés, François Hollande, mantuvo hoy un encuentro informal en Estrasburgo (noreste de Francia) con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, para tratar de buscar una vía de conciliación con el nuevo Gobierno griego.


Publicidad

Hollande, Merkel y Schulz se habían dado cita, a iniciativa del presidente de la Eurocámara, a las 18.30 hora local (17.30 GMT) en un restaurante de la capital de Alsacia para un encuentro prolongado en forma de cena en el que la crisis griega y la voluntad de Atenas de renegociar su deuda era el plato fuerte del menú.

El Palacio del Elíseo ha insistido en que no está prevista ninguna comunicación al término de la reunión, aunque fuentes de la jefatura del Estado avanzaron que el próximo miércoles Hollande recibirá en París al nuevo primer ministro griego, Alexis Tsipras.

El lunes, el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, se entrevistará en París con su homólogo griego, Yanis Varufakis, y ambos harán una declaración conjunta.

Desde el triunfo electoral del movimiento izquierdista Syriza el domingo pasado y la formación del Gobierno de Tsipras, los dirigentes franceses han coincidido con los alemanes en que no habrá una quita de la deuda griega.

Pero han querido también dar muestras de flexibilidad y así Hollande, poco después de que Tsipras jurara su cargo el lunes, habló con él por teléfono para invitarlo a París con vistas a “favorecer las discusiones y el diálogo para que Grecia vuelva a la senda de la estabilidad y del crecimiento”.

Hollande aprovechó para afirmar que Francia estará junto a Grecia “en este periodo importante para su futuro”.

Por parte de Alemania, su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, advirtió hoy a Grecia de que los compromisos han de mantenerse -sobre todo si se quiere seguir recibiendo las ayudas del rescate- y aseguró que Berlín es “difícil de chantajear”.

Ayer Schulz fue el primero de los responsables europeos en viajar a Atenas para reunirse con Tsipras y hoy le siguió el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

Ante Dijsselbloem, Varufakis dijo de que no reconoce a la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) como interlocutora en las negociaciones sobre el programa de rescate, que el nuevo Ejecutivo griego no acepta.

El ministro griego, quien insistió en que la deuda “no puede ser pagada”, aseguró que su propósito es tratar de convencer a todos sus socios, entre los que citó expresamente a Alemania, para que se encuentre una solución que sirva “al interés común europeo”.

La cena de hoy en Estrasburgo, que se pospuso de la fecha inicial del 11 de enero por los atentados en Francia, también debía servir para abordar la crisis con Rusia por Ucrania.

Horas antes de encontrar a Merkel y Schulz, Hollande había mantenido en París una reunión bilateral con la primera ministra polaca, Ewa Kopacz, en la que ambos coincidieron en que la Unión Europea debe revisar sus relaciones con Rusia a la vista de las “acciones y decisiones” de Moscú en el conflicto en el este de Ucrania.

Hollande y Kopacz reiteraron la habitual reclamación de un alto el fuego “inmediato” y de la aplicación de los acuerdos de Minsk, por el que los separatistas prorrusos y las fuerzas ucranianas se comprometían a mantener intactas sus posiciones y a crear una banda de seguridad de 30 kilómetros de donde debían retirar el armamento pesado. EFE