Ecuador. Domingo 26 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Venezolano se declara culpable en EE.UU. de pagar sobornos a cargos de PDVSA

El empresario venezolano Abraham José Shiera se declaró hoy culpable de haber pagado sobornos, por 1.000 millones de dólares, a varios altos directivos de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), indicaron a Efe fuentes judiciales.

Publicidad

Las autoridades de Estados Unidos detuvieron el pasado 16 de diciembre a Shiera junto al empresario venezolano Roberto Rincón, quien será juzgado el próximo 25 de abril en la Corte del Distrito Sur de Texas, con sede en Houston, informaron fuentes jurídicas.

En su comparecencia hoy ante la corte, Shiera, residente en Miami (Florida), se declaró culpable del cargo de conspiración y de otro cargo por violar la Ley contra Prácticas Corruptas en el Exterior (FCPA), destinada a combatir el pago de sobornos desde compañías de EE.UU. a empresarios o funcionarios públicos extranjeros.

El juez Gray H. Miller fijó la vista para dictar sentencia contra Shiera para el 8 de julio, indicaron fuentes judiciales.

Con su declaración de culpabilidad, Shiera aceptó que no se abra un juicio para determinar su inocencia o culpabilidad, no podrá testificar ni aportar testigos a la causa, y las autoridades podrían restringirle la entrada a Estados Unidos una vez que cumpla la condena y vuelva a su país de origen.

En sus escritos judiciales, el Gobierno estadounidense sostiene que, entre 2009 y 2014, Rincón y Shiera pagaron 1.000 millones de dólares a cinco directivos de la empresa petrolera venezolana a cambio de contratos.

El escrito de acusación menciona a cinco ejecutivos de PDVSA, a los que no identifica por su nombre y que supuestamente recibieron sobornos en forma de dinero y regalos.

Tanto Rincón como Shiera, en prisión preventiva, llamaban “aliados” a estos funcionarios venezolanos que, a cambio de sobornos, otorgaban lucrativos contratos energéticos a sus compañías, muchas de ellas radicadas en Estados Unidos, según el escrito de acusación.

De los 1.000 millones de dólares ligados a esta trama corrupta, 750 millones están vinculados solo a Rincón, que decidió desembolsar 2,5 millones de dólares en sobornos a un solo alto cargo, según figura en la orden que cursó la jueza tejana Nancy K. Johnson para mantener en prisión provisional a Rincón.

La investigación de EE.UU. cubrió 730 cuentas bancarias, muchas de ellas en Suiza y al menos una en Panamá, según los documentos.

De esas cuentas bancarias, la Justicia estadounidense vincula 108 a Rincón, que tenía una relación de “amistad” con Hugo Carvajal, exdirector de la inteligencia militar venezolana, a quien EE.UU. reclama por delitos de narcotráfico relacionados con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y que fue detenido en 2014 en la isla de Aruba, territorio holandés.

Entonces, las autoridades holandesas pusieron en libertad a Carvajal, hombre de confianza del fallecido presidente Hugo Chávez y que pudo volver rápidamente aVenezuela, donde recibió el apoyo del Gobierno de Nicolás Maduro, que calificó el incidente de “secuestro”.

Estas acusaciones, desveladas en diciembre, confirmaron que la empresa estatal Petróleos de Venezuela es uno de los objetivos de los fiscales estadounidenses, que tratan de averiguar si el Gobierno de Venezuela ha usado la petrolera para lavar dinero procedente del narcotráfico, según informó en octubre The Wall Street Journal. EFE (I)