Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Divorcio de Michael Moore evidencia su cuantiosa fortuna

El documentalista Michael Moore, de 60 años, y su colaboradora Kathleen Glynn, de 56están oficialmente divorciados tras dos décadas de matrimonio.


Publicidad

Moore presentó una solicitud de divorcio el 17 de junio de 2013 en el condado de Antrim en Michigan, donde la pareja tiene una casa a la orilla del lago.

Desde entonces, se han conocido un sinfín de disputas económicas en la pareja. Moore y Glynn se han peleado por cómo repartirse sus numerosos bienes. En conjunto, disponen de nueve propiedades inmobiliarias en los estados de Michigan -de donde son oriundos- y Nueva York. Su fortuna personal ronda los 50 millones de dólares, según los cálculos del portal Celebrity Net Worth.

“Él critica el capitalismo, pero el capitalismo le ha hecho rico. No tengo ni idea de por qué decidió vivir en esta área conservadora”, dijo al diario Detroit News Gary Tracy, residente de Traverse City, la pequeña localidad en el norte de EE UU en la que los Moore disponen de una mansión en la orilla de un lago, junto a una bahía del lago Michigan.

Casa de  Michael Moore

Casa de Michael Moore

Los documentos en los tribunales han revelado que Moore veía con malos ojos la ampliación, impulsada por su esposa, de su mansión en Traverse City; que estaba cansado de la dependencia económica de ella o que creía que había contratado a un agente para espiarle y que le escrutaba sus mensajes personales.

Según los vecinos citados por los medios locales, el detonante del divorcio fue la ampliación de la mansión del matrimonio frente al lago Torch, una zona en la que también tienen casas la cantante Madonna y el actor Bruce Willis. En los documentos judiciales, Moore se queja de que la ampliación costó cinco veces más de lo que le prometió Glynn y de que varios medios de comunicación le reprochaban, por sus críticas a los ricos, que disponga de una casa tan grande.

El cineasta y activista también lamenta en los documentos que ha estado pagando todos los gastos de su esposa, incluyendo algunos de los padres y hermanas de ella.

El martes presentaron un acuerdo mutuo de divorcio y el caso fue cerrado.

El vocero de Moore Christian Muirhead dijo que su cliente y Glynn “llegaron a un acuerdo de divorcio mutuo y en buenos términos”. The Associated Press le dejó un mensaje el miércoles a Glynn en busca de más información.

De acuerdo con la declaración de Moore presentada el año pasado, su relación con Glynn había terminado y no quedaba una “posibilidad razonable de que el matrimonio” pudiera preservarse.

Moore y Glynn se casaron en Flint en 1991. Glynn fue la productora o productora ejecutiva de muchos de los documentales de Moore, incluyendo “Fahrenheit 9/11”, “Sicko” y “Capitalism: A Love Story”.