Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hielo flotante obliga a paralizar la navegación en el río Danubio

SOFIA (AP) — Al menos cuatro naciones balcánicas suspendieron la navegación en el río Danubio debido a una severa helada e hielo que bloquea la muy transitada vía fluvial, dijeron las autoridades este miércoles.


Publicidad

Bulgaria, Croacia, Rumania y Serbia tomaron esa decisión debido a que más del 90% de la superficie del río está cubierta con hielo flotante.

Las condiciones están haciendo extremadamente difícil recorrer la principal vía fluvial comercial de Europa, la cual serpentea 2.860 kilómetros (1.777 millas) desde Alemania y sirve como frontera natural entre Bulgaria y Rumania.

Europa ha estado enfrentando un frío congelante que inició a finales de enero y ha matado cientos de personas, nieve que ha atrapado a miles en villas balcánicas de montaña y provocado temores de inundación conforme se derrite la nieve.

En Grecia y Bulgaria, las inundaciones dejaron el lunes y martes decenas de casas bajo el agua y al menos ocho personas muertas.

Funcionarios serbios del servicio de manejo de emergencias dijeron que el ejército del país utilizará explosivos para romper el hielo en los ríos Danubio e Ibar para tratar de evitar inundaciones.

El Sava y el Danubio están parcialmente congelados, con trozos enormes de hielo flotando por los dos ríos. En algunas partes, el hielo en el Danubio es de 15 centímetros de espesor (casi seis pulgadas), pero hasta ahora no ha puesto en peligro el trabajo en la mayor planta hidroeléctrica de Serbia, ubicada cerca de la frontera rumana, afirmaron funcionarios.

Además, Serbia prohibió cualquier navegación por los ríos Sava y Tisa. El funcionario Milos Milovanovic dijo que “todo el río Sava está bloqueado con hielo, incluso alrededor de Belgrado.

“Haremos el máximo esfuerzo en los próximos 10 días más o menos para romper el hielo”, indicó.

El temor es que los ríos pudieran derramarse debido al hielo y poner en riesgo la operación de las plantas hidroeléctricas.