Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rusia juzga a popular bloguero anticorrupción

La Justicia rusa reanudará mañana el juicio contra el popular bloguero Alexéi Navalni, dirigente opositor que denunció numerosos casos de corrupción en la administración pública, proceso que sus partidarios consideran una venganza del Kremlin.


Publicidad

Sé con seguridad que el fallo será condenatorio. No puede ser de otra forma. El caso ha sido fabricado. La cuestión reside en si será una pena real o suspendida“, aseguró Navalni al diario digital Gazeta.ru.

Navalni, uno de los mayores enemigos del presidente ruso, Vladímir Putin, es acusado de robar 16 millones de rublos (más de medio millón de dólares) a la empresa maderera estatal Kirovles, a la que en 2009 habría aconsejado firmar un desventajoso contrato de compra de madera.

El proceso inició a mediados de 2012, poco después de que Navalni denunciara en su blog que el general Alexandr Bastrikin, jefe del Comité de Instrucción (CI) de Rusia, poseía una vivienda sin declarar y permiso de residencia en la República Checa.

“No hay ni un solo documento contable donde esté escrito que se han robado 16 millones de rublos. Si alguien robó 16 millones de rublos, ¿adónde han ido a parar?”, afirmó Navalni.

Navalni, que entonces trabajaba como asesor del gobernador de la región de Kirov, asegura que el proceso judicial es un encargo político del Kremlin, que le quiere eliminar como posible rival en futuras elecciones.

El tribunal Leninski de la ciudad de Kírov aplazó hace una semana la vista del juicio para que la defensa pudiera conocer los materiales de la causa.

El bloguero, abogado de profesión, intentó arrancar al tribunal un nuevo aplazamiento, pero éste dictaminó este martes que sus letrados habían dispuesto de suficiente tiempo para estudiar los 28 tomos del caso.

El opositor, uno de los organizadores de las protestas contra el fraude electoral en diciembre de 2011, las mayores desde la caída de la URSS, podría ser condenado a 10 años de cárcel por este caso.

Aún en caso de que la pena sea suspendida, Navalni no podría concurrir a unas elecciones ni abandonar Moscú, lo que hipoteca su futura carrera política, una táctica que, según el opositor, recuerda a Bielorrusia, considerada la última dictadura de Europa.

Este caso recuerda los procesos judiciales contra el empresario Mijaíl Jodorkovski, el abogado Serguéi Magnitski o incluso al grupo punk femenino Pussy Riot, que cayeron en desgracia, entre rejas o murieron tras controvertidos procesos judiciales.

Jodorkovski fue condenado a 13 años de cárcel después de financiar a la oposición, acusado de robar petróleo a su propia petrolera privada Yukos; Magnitski, que murió en prisión preventiva, fue acusado de evasión de impuestos tras denunciar una trama de corrupción policial.

Ahora le toca el turno a Navalni, cuyo pecado ha sido denunciar en su blog los casos de corrupción y clientelismo protagonizados por miembros del “partido de ladrones y sinvergüenzas”, como definió él mismo a la formación del Kremlin, Rusia Unida.

Dos de los diputados a los que puso en evidencia al desvelar que poseían activos inmobiliarios en Estados Unidos y Canadá tuvieron que presentar recientemente su dimisión, ya que la ley obliga a los parlamentarios a declarar todas sus propiedades.

El bloguero y abogado, de 36 años, también ha revelado la identidad de amigos e hijos de numerosos políticos rusos, algunos de los cuales ya son propietarios de grandes bancos o corporaciones sin ni siquiera alcanzar los 20 años.

Las autoridades de Kírov, situada a unos 900 kilómetros al este de Moscú, han dado autorización para la celebración de un mitin de protesta en favor y otro en contra de Navalni.

Un día después del aplazamiento del juicio, el CI incoó un nuevo proceso penal contra Navalni y su hermano Oleg, a los que se les imputa una presunta estafa a una empresa por un monto no inferior a 3,8 millones de rublos (poco más de 120.000 dólares) y la apropiación indebida de esos recursos.

Según el periódico opositor “Nóvaya Gazeta”, éste es el quinto proceso penal abierto en los dos últimos años contra el bloguero y el segundo contra su hermano.

El juez que presidirá el juicio contra el opositor no ha emitido ni un solo veredicto absolutorio durante más de dos años, por lo que la prensa local es unánime al pronosticar que Navalni acabará entre rejas.

Mientras espera impaciente el comienzo del juicio, su blog, que recibe un millón de visitas mensuales, sigue denunciando sin respiro casos de corrupción.EFE