Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Un muerto y 13 heridos en el ataque de un conductor palestino en Jerusalén

JERUSALÉN (ISRAEL) 05/11/2014.- Varios judíos ultraortodoxos permanecen tras un cordón policial en el lugar del ataque con un vehículo en Jerusalén en el que murió una persona y otras trece resultaron heridas, hoy, miércoles 5 de noviembre de 2014. El movimiento islamista Hamás asumió hoy la autoría del ataque en el que el palestino Ibrahim al Akari arrolló con una furgoneta a varios viandantes antes de salir del vehículo y atacar con un palo a otros en una ruta que divide la parte este de la oeste de Jerusalén. EFE/Jim Hollander

Jerusalén, 5 nov (EFE).- Al menos una persona murió y otras trece resultaron heridas de diversa consideración cuando un conductor palestino arrolló hoy a un grupo de viandantes en una carretera principal entre las partes este y oeste de Jerusalén.


Publicidad

Los hechos ocurrieron pasado el mediodía cuando el atacante, identificado por la Policía israelí como Ibrahim al Akari, de 48 años, arremetió con una furgoneta blanca contra tres agentes de la Policía de Fronteras que trataban de cruzar la carretera.

La víctima mortal, de unos 30 años, no ha sido identificada por el momento, pero todo apunta a que se trata de uno de los agentes de seguridad.

A continuación el agresor impactó con otros dos vehículos y después se bajó y comenzó a golpear a otros transeúntes con un palo de hierro, antes de ser muerto por agentes armados, informó la Policía.

“Un agente de la Policía de fronteras actuó rápidamente y mató al terrorista”, relató el ministro de Seguridad Interior, Isaac Aharonovich, en el lugar de los hechos.

Los heridos fueron trasladados a los hospitales Hadasa Ein Karem y Shaarei Tsedek de Jerusalén con heridas de diversa consideración y donde uno de ellos sucumbió, dijo a Efe el portavoz de Maguen David Adom (Estrella de David Roja, equivalente a la Cruz Roja).

“Tres están en estado muy grave, uno grave, cinco con heridas de mediana gravedad y el resto leves”, explicó la fuente.

“Vimos escenas duras de heridos por el suelo y repartidos a lo largo de 300 metros”, declaró a la televisión local un asistente médico que llegó al lugar.

Por su parte, un testigo de los hechos relató en declaraciones a Efe que “el conductor aceleró cerca de la parada (del tranvía) Shimón Hatsadik, y arremetió contra los viandantes dejando un herido grave”, aparentemente el fallecido.

“Unos doscientos metros más adelante, en la esquina de la calle Bar Lev, se estampó contra dos vehículos y salió de su coche en medio de las vías, tras lo cual fue abatido”, dijo el testigo sin identificarse.

La policía confirmó que Al Akari, padre de cinco y residente en el campo de refugiados de Shuafat en la parte este de la urbe, resultó muerto por agentes de la Policía de Fronteras que se hallaban en el lugar.

Según el Canal 2 de la televisión local y el medio electrónico Ynet, uno de sus hermanos fue un exconvicto palestino liberado por Israel en el canje por el soldado Guilad Shalit en 2011.

El movimiento islamista Hamás asumió desde Gaza la autoría del ataque y calificó al atacante de “heroico conductor”, según un comunicado oficial.

Poco antes, el dirigente islamista Salah al Bardawil afirmó durante una concentración en la Franja que era una respuesta a “todas las medidas y violaciones israelíes en Jerusalén”, en alusión a recientes decisiones del gobierno de Benjamín Netanyahu que afectan al statu quo en la ciudad santa.

Israel incrementó la pasada semana el dispositivo de seguridad en toda Jerusalén con un millar de agentes adicionales, a raíz de la creciente tensión entre israelíes y palestinos en los últimos meses.

Hoy, después del ataque, Aharonovich aseguró que “se destinarán todas las fuerzas que sean necesarias para garantizar la seguridad”, mientras analistas y servicios de seguridad se preguntan si no ha comenzado ya la tercera Intifada palestina.

Después de un trágico y sangriento verano, el miércoles pasado un palestino intentó asesinar a un dirigente derechista que defiende el derecho de los judíos a rezar en el Monte del Templo -la disputada Explanada de las Mezquitas-.

El pasado 22 de octubre otro palestino mató a un bebé israelí y a una ciudadana ecuatoriana (murió días después) en un hecho similar al de hoy, a unos cientos de metros. Otras siete personas fueron heridas en el mortal atropello.

Como consecuencia del suceso, el tranvía de Jerusalén ha cortado sus servicios con el este de la ciudad y en las próximas horas sólo funcionará en la parte oeste. EFE