Ecuador. Martes 24 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Grecia reanuda deportaciones de refugiados

Una niña se tapa la cara mientras asoma durante la visita de la yazidí iraquí Nadia Murad Basee Taha, víctima de violación del grupo Estado Islámico, en el campamento de refugiados improvisado en el puesto fronterizo de Idomeni, en el norte de Grecia, el domingo 3 de abril de 2016. Nadia Murad Basee Taha es candidata al Nobel de la Paz de 2016. (AP Foto/Darko Vojinovic)

LESBOS, Grecia (AP) — En medio de protestas, Grecia reanudó el viernes las deportaciones de refugiados y migrantes desde sus islas en el Egeo a Turquía tras una pausa de cuatro días, con el envío de 124 personas del Lesbos a un puerto cercano en la costa turca.

Publicidad

Antes de la salida del primer grupo, cuatro activistas saltaron al mar para intentar frenar la operación nadando delante del transbordador y agarrando la cadena del ancha, y fueron detenidos por la guardia costera.

Los migrantes fueron trasladados a barcos por oficiales de la agencia de protección de fronteras de la Union Europea y viajaron hasta la ciudad portuaria turca de Dikili, donde funcionarios de salud e inmigración chequearon a los pasajeros en medio de fuertes medidas de seguridad. Tras las comprobaciones, los migrantes subieron a autocares escoltados por la policía.

El acuerdo migratorio entre Turquía y la Unión Europea entró en vigor el lunes, con la devolución de 202 migrantes.

Unos 4.000 migrantes y refugiados que llegaron a las islas griegas, tras partir de la cercana Turquía, desde el pasado 20 de marzo están retenidos en capos de detención donde se estudiarán sus casos de solicitud de asilo. Si no puede optar a la acogida, se enfrentan a la deportación.

Las deportaciones se suspendieron temporalmente por la demora en el procesamiento de las solicitudes de asilo por parte de las sobrepasadas autoridades griegas, que se preparan para hacer frente a las peticiones de los 50.000 migrantes y refugiados varados en todo el país, a los que se les prometió un lugar en el lento programa de reubicación de la Unión Europea.

En las islas griegas, en los sobrepoblados campos de detención volvieron a registrarse protestas.

La policía evacuó el principal puerto de la isla de Chíos durante la noche, donde decenas de migrantes llevaban una semana acampados tras forzar su salida de un centro de detención. Policía y manifestantes — partidarios y contrarios a la presencia de migrantes — se enfrentaron en la zona.

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional denunció que los migrantes estaban siendo detenidos “de forma arbitraria en pésimas condiciones” en los campos de Chios y Lesbos, tras entrevistarse con decenas de retenidos allí.

“En la frontera de Europa, los refugiados están atrapados sin ver la luz al final del túnel”, dijo el subdirector del grupo para Europa, Gauri van Gulik. (I)

Por PETROS GIANNAKOURIS y DOMINIQUE SOGUEL

Publicidad