Ecuador. sábado 23 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Chavismo retrocede y devuelve a la Asamblea sus poderes

Manifestantes de la oposición venezolana gritan consignas a integrantes de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela (GNB, policía militar) durante una marcha contra la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela la cual despoja de sus funciones al poder legislativo hoy, sábado 1 de abril de 2017, en Caracas (Venezuela). Convocados por la alianza de partidos Mesa de la Unidad Democrática (MUD), los opositores se reunieron desde horas de la mañana para rechazar las últimas acciones del Supremo que, afirman, son coordinadas junto al Gobierno del presidente Nicolás Maduro y en detrimento de la democracia. EFE/CRISTIAN HERNÁNDEZ

CARACAS (AP) — El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela suprimió las dos sentencias con las que asumía las competencias del Congreso y limitaba la inmunidad de los congresistas, se anunció el sábado. Las sentencias provocaron condenas internacionales y una serie de protestas callejeras en el país sudamericano.


Publicidad

Bajo la consigna de “no más dictadura”, varios cientos de personas, con banderas venezolanas y de los partidos opositores, tomaron este sábado la principal autopista de la capital en rechazo a las decisiones del máximo tribunal del país. En medio de la protesta algunos opositores aprovecharon para montarse sobre una de las tanquetas que colocó la guardia nacional en la vía para impedir el avance de la marcha.

La manifestación fue cercada por varios miles de guardias nacionales y policías quienes lanzaron gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a los opositores.

Algunos grupos de manifestantes se movilizaron hacia otras vías para tratar de avanzar hacia el centro de la ciudad pero fueron bloqueados por centenares de policías, con equipos antimotines.

Sin ofrecer mayores detalles de los alcances de las medidas, la institución indicó en su página de internet que se “suprime el contenido” de las sentencias que emitió esta semana.

El presidente del tribunal, Maikel Moreno, negó el sábado que esa instancia judicial haya despojado a la Asamblea Nacional de sus funciones, y sostuvo que reconocen la figura de la inmunidad parlamentaria. Agregó que los conflictos entre los poderes deben ser resueltos de acuerdo a lo que prevé la constitución.

En un encuentro con diplomáticos, donde estuvo presente el vicepresidente Tareck El Aissami, Moreno dijo que el TSJ nunca hará nada que atente contra la estabilidad del país.

Las sentencias aclaratorias de la corte se dieron horas después que el presidente Nicolás Maduro pidió a esa instancia revisar sus decisiones luego que la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, denunció que eran violatorias de la constitución y representaban una “ruptura del orden constitucional”.

“No ha habido cambio”, afirmó el sábado el presidente de la Asamblea Nacional, diputado Julio Borges, al fustigar las acciones del máximo tribunal, e insistió en que el “golpe de estado continua”.

Borges atribuyó a un “reculamiento (retroceso) del gobierno” la anulación de las sentencias, y sostuvo que las recientes acciones del máximo tribunal demuestran que en Venezuela “no hay separación de poderes, ni hay democracia, ni hay justicia”.

En un discurso que ofreció ante cientos de seguidores en una plaza del este de la capital, Borges dijo que la oposición seguirá adelante con sus acciones de calle para consolidar un “movimiento de libertad” y lograr las elecciones y un cambio político en Venezuela.

El dirigente reiteró su llamado a las fuerzas armadas a que hagan cumplir la constitución, e instó al resto de los representantes de los poderes públicos, jueces y diputados oficialistas a que sigan el ejemplo de Ortega Díaz y actúen en defensa del texto constitucional y “tengan la valentía de venirse al lado de la libertad”.

Al grito de “Venezuela despierta, es hora de protestar”, y entre banderas venezolanas y carteles en los que se leía “el golpe contra la Asamblea Nacional es golpear contra el ciudadanía”, cientos de manifestantes se concentraron este sábado en una plaza del este de la ciudad para participar en una manifestación contra la decisión del tribunal para limitar los poderes el Poder Legislativo.

“Nos han quitado la democracia en nuestro país y debemos luchar por ella”, afirmó Daniela Quintero, una publicista de 26 años.

“Nuestros políticos necesitan nuestro apoyo. Ellos no pueden luchar solos para sacar al país del foso en el que está. Por esa razón yo estoy aquí para apoyarlos”, dijo Quintero mientras caminaba en medio de la concentración.

El diputado opositor Juan Miguel Matheus dijo a The Associated Press que Maduro decidió rectificar ante la “presión internacional” y el “resquebrajamiento” que se produjo a lo interno del oficialismo, evidenciado con la denuncia de la fiscal Ortega.

Matheus indicó que la oposición continuará con las acciones legales que inició la víspera en la Fiscalía General contra los magistrados de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo para que sean removidos de sus cargos por las “faltas graves” que cometieron al emitir los dos dictámenes contra la Asamblea Nacional.

Las sentencias del Tribunal Supremo desataron una lluvia de críticas internacionales y llevaron a la OEA a convocar para el lunes a una sesión extraordinaria del Consejo Permanente para evaluar la crisis venezolana.

Bolivia, que se apresta a asumir la presidencia rotativa del Consejo Permanente de la OEA, dijo por intermedio de su embajador Diego Pary que velará por la democracia y que su tarea principal será fortalecer “el rol de los Estados” e impedir el plan de “agredir a Venezuela”.

El presidente Evo Morales, que se encuentra en Cuba tras una operación de un nódulo en la garganta, cuestionó en su cuenta de twitter @evoespueblo si “Luis Almagro, secretario general de la OEA, tiene autoridad moral o ética para defender los derechos humanos y la democracia”.

___

Por FABIOLA SANCHEZ, Associated Press. La periodista de The Associated Presss Paola Flores contribuyó a este despacho desde La Paz, Bolivia, y el fotógrafo Fernando Llano contribuyó desde Caracas.

Manifestantes de la oposición venezolana participan en una marcha a la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela la cual despoja de sus funciones al poder legislativo hoy, sábado 1 de abril de 2017, en Caracas (Venezuela). Convocados por la alianza de partidos Mesa de la Unidad Democrática (MUD), los opositores se reunieron desde horas de la mañana para rechazar las últimas acciones del Supremo que, afirman, son coordinadas junto al Gobierno del presidente Nicolás Maduro y en detrimento de la democracia. EFE/CRISTIAN HERNÁNDEZ

Soldados de la Guardia Nacional (i) impiden el paso de un grupo de diputados que protestan en la sede del Tribunal Supremo de Justicia hoy, jueves 30 de marzo de 2017, en Caracas (Venezuela). Decenas de dirigentes opositores en Venezuela rechazaron hoy la sentencia que publicó el miércoles el Tribunal Supremo, en la que decidió asumir las competencias de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento); un dictamen que el antichavismo ha ponderado como un “golpe de Estado” contra el Legislativo. EFE/CRISTIAN HERNÁNDEZ

Opositores al Gobierno de Nicolás Maduro se manifiestan en rechazo a la decisión del Tribunal Supremo de asumir las competencias del Parlamento, hoy, viernes 31 de marzo de 2017, en Caracas (Venezuela). Los venezolanos han recibido con evidente apatía, desinformación y miedo a la sentencia del Supremo en la que anuncia que asumirá las competencias del Parlamento, de mayoría opositora, aunque aseguran estar de acuerdo en que hay que protestar por lo que consideran un “golpe de Estado” cometido por el Gobierno. EFE/Cristian Hernández