Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Reportan que Maduro ha perdido ya el control de Táchira

El gobierno de Nicolás Maduro ha perdido ya el control del Estado de Táchira, fronterizo con Colombia, según ha reportado el diario español El Mundo, en base a un reportaje firmado por el periodista Daniel Lozano y enviado desde la capital de ese estado, San Cristóbal. “Han destruido San Cristóbal, tienen 40 puntos de barricada”, dice Lozano, citando al propio Nicolás Maduro, según reconoció el miércoles por la noche, durante la Conferencia Nacional de Paz.

El gobierno de Nicolás Maduro ha perdido ya el control del Estado de Táchira, fronterizo con Colombia, según ha reportado el diario español El Mundo, en base a un reportaje firmado por el periodista Daniel Lozano y enviado desde la capital de ese estado, San Cristóbal. “Han destruido San Cristóbal, tienen 40 puntos de barricada”, dice Lozano, citando al propio Nicolás Maduro, según reconoció el miércoles por la noche, durante la Conferencia Nacional de Paz.


Publicidad

Entretando, el ministro del Interior de Venezuela, Miguel Rodríguez, denunció hoy el secuestro de un militar en el marco de las protestas en Táchira, donde afirmó que las manifestaciones estudiantiles han sido infiltradas por “grupos subversivos”.

“Allá hay ciertamente grupos subversivos con fines más allá de la protesta por el desabastecimiento o cualquier otra razón”, dijo el ministro durante una reunión de la Conferencia Nacional de Paz, convocada por el Gobierno de Nicolás Maduro en momentos en que el país vive una serie de protestas que dejan un total de 17 muertos.

Táchira, gobernado por el oficialismo chavista, fue uno de los primeros focos de las protestas de estudiantes iniciadas a principios de mes contra el presidente Maduro y continúa siendo uno de los puntos de mayor conflictividad.

Los protestas y actos vandálicos que sufre Venezuela desde hace varios días en contra de las políticas del Ejecutivo han sido especialmente fuertes en ese estado, lo que llevó a Maduro a decir que estaba dispuesto a declarar el “estado de excepción” en esa zona del país.

Rodríguez sostuvo que el jueves un teniente fue secuestrado, golpeado y desnudado en la capital de Táchira, San Cristóbal, cuando buscaba comprar comida para su familia, una acción que, dijo, no pudo haber sido cometida por estudiantes sino por “organizaciones que están preparadas desde hace mucho tiempo para conducir ese tipo de operaciones”.

Tras escuchar la intervención de Rodríguez, Maduro declaró que el secuestro del teniente se ha repetido también con “otros funcionarios” con el fin de “humillarlos” y de generar una respuesta violenta.

“Meterse allí con el nivel de violencia y destrucción tiene grandes consecuencias y costos. ¿Dejo de actuar? ¿Qué hago? ¿Qué hacemos con el reducto organizado por el alcalde, Daniel Ceballos (dirigente de Voluntad Popular, el partido de Leopoldo López)?”, ha dicho Maduro, citado por El Mundo.

El presidente ni siquiera hizo mención a un incidente sucedido en San Antonio, justo en la frontera con Colombia, que agrava aún más el “toque de queda” de facto que según el gobernador militar, José Vielma, reina en el estado. Un grupo de opositores le cortó la cabeza a una estatua de Hugo Chávez, el principal símbolo de chavismo. La gobernación mandó retirar de inmediato el monumento, pero la única fotografía que se conoce circuló a toda velocidad por las redes sociales. El oficialismo de Táchira (minoritario aquí) clamó ante el “degollamiento” de la estatua del “comandante supremo”.

El presidente acertó en la dimensión que ha alcanzado la protesta, que se inició a principios de mes tras el intento de violación a una universitaria. Pero le falló la aritmética: son más de 200, como mínimo, las barricadas repartidas en los cuatro puntos cardinales de la ciudad. Cuando en la mañana de ayer una brigada militar llegó hasta una de las calles del barrio de San José Obrero, se encontraron con una veintena de “guarimberos gochos”, como se llaman a sí mismos los rebeldes del bastión del antichavismo. Los soldados consiguieron limpiar los escombros de una esquina, pero los rebeldes se les plantaron en medio de la calle. Dos minutos y llovieron las piedras de ambos lados.

La batalla, a la que se sumaron 40 guardias nacionales motorizados, los famosos robocops, se prolongó durante 45 minutos. La Valenciana, (“nuestra princesa”, se lamentaba uno de los jóvenes), fue detenida por el contingente del orden público.

Decenas de personas salieron de sus casas para cacerolear a las tropas. “¡Cubanos, fuera de aquí! ¡Miserables, malditos asesinos!”, gritaban mientras sonaba la música electoral de Henrique Capriles y la salsa “Mentiras frescas”, que el panameño Willie Colón dedicó a Maduro.

“Queremos salir de un régimen que nos reprime, las calles no se negocian”, se desahogó tras la refriega Angie Márquez, ama de casa de 36 años. Le temblaban las piernas, no por miedo. La adrenalina…

Los guarimberos son jóvenes y estudiantes, dispuestos a pelear las 24 horas. Pero en las barricadas hay maestros, abogados, ingenieros, comerciantes, incluso jubilados, ha reportado el periodista de El Mundo.

Venezuela vive desde el 12 de febrero protestas que han derivado en enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y grupos violentos que protestan contra las políticas del Gobierno, con un saldo de 17 muertos y más de 200 heridos.

___
* Foto de la agencia AFP difundida por el diario español El Mundo.

Busto decapitado de Hugo Chávez en la ciudad de San Cristóbal, en Táchira.

Busto decapitado de Hugo Chávez en la ciudad de San Cristóbal, en Táchira.

Vídeo relacionado