Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Indígenas llegan a Quito en protesta por Ley de Aguas

Quito, 30 jun (EFE).- Decenas de indígenas ecuatorianos llegaron hoy a las afueras de Quito en una acción de protesta contra una Ley de Aguas, aprobada recientemente por la Asamblea Nacional (Parlamento), y otras demandas.


Publicidad

Los indígenas, que partieron el pasado 21 de junio desde la provincia amazónica de Zamora Chinchipe, en el sur del país, llegaron hoy al sector de Tambillo, en las afueras de la capital, donde policías vigilaban la marcha.

El pasado 24 de junio la Asamblea Nacional aprobó la Ley Orgánica de Recursos Hídricos, conocida como Ley de Aguas, que garantiza la no privatización del líquido, como demandaban los colectivos indígenas.

No obstante, legisladores del Movimiento indígena Pachakutik han expresado su preocupación por la posibilidad de que no se reconozcan las formas ancestrales de uso y aprovechamiento del agua y que la autoridad única que se creará para que dirija al sector actúe en función de grandes corporaciones.

El oficialismo negó tales preocupaciones y dijo que la Ley prohíbe expresamente la privatización del agua y que respeta las formas ancestrales de uso y aprovechamiento del líquido.

Los indígenas manifestantes que llegaron hoy a Quito indicaron que la marcha no sólo es por los asuntos relacionados con la Ley de Aguas, sino también por otras demandas al Gobierno.

César Umajinga, un asambleísta de Pachakutik que ha acompañado la movilización, dijo que la marcha también busca que se acabe la supuesta “persecución política” del Gobierno contra dirigentes populares que han criticado la gestión del presidente de la República, Rafael Correa.

Asimismo, denunció que hay escuelas bilingües (quichua-español) que se encuentran abandonadas en sectores rurales y que también existen “profesores despedidos”.

El presidente Correa, por su parte, replicó a los manifestantes y se lamentó de que la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), la mayor organización de ese colectivo, haya caído en el juego de grupos políticos opositores, especialmente del izquierdista Movimiento Popular Democrático (MPD).

La marcha ha sido “un fracaso total. Ya nadie les cree, pero es una pena que la Conaie se haya convertido en sucursal del MPD”, escribió Correa en su cuenta de Twitter.

“Mienten con la privatización del agua, prohibida en la Constitución y en la propia ley. Buscan que ciertos malos dirigentes sigan controlando juntas de agua, base para su politiquería. No lo permitiremos.”, agregó el mandatario.

Los indígenas intentarán llegar mañana al parque El Arbolito, en el centro de Quito, donde prevén organizar una reunión llamada “Congreso de los Pueblos”, en la que decidirán si la marcha de protesta continúa hacia la Asamblea Nacional o al Palacio de Gobierno. EFE