Ecuador. domingo 24 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Se suspenden clases en Colegio Montúfar, protestas continúan

Alrededores del Colegio Montúfar. Foto de @SofiaDelgadoPe

El Ministerio de Educación de Ecuador suspendió hoy por tres días las clases en el colegio Montúfar, uno de los más tradicionales de Quito y donde se han producido duras manifestaciones de estudiantes, que critican la reubicación de varios profesores.


Publicidad

El ministro de Educación, Augusto Espinosa, anunció la suspensión de las actividades curriculares debido a la violencia en las protestas de los estudiantes.

Unos veinte alumnos han sido detenidos hoy y unos seis policías han sufrido heridas durante los forcejeos registrados en las inmediaciones del plantel educativo situado en un sector del sur de la capital ecuatoriana.

Las protestas, que empezaron ayer, lunes, continuaron hoy con la presencia de estudiantes en las calles aledañas al colegio y un fuerte contingente policial dispuesto para el control del orden público.

Los manifestantes se oponen a la reubicación de dieciséis profesores que habían sido escogidos en una auditoría del plantel, que determinó exceso de personal.

El ministro Espinosa aseguró que los profesores serán reubicados en otros planteles de la ciudad donde se requiere personal y criticó a estudiantes que, según dijo, fueron utilizados por sectores políticos ligados al magisterio para generar actos violentos.

Las clases en el colegio Montúfar se reanudarán el próximo lunes, indicó Espinosa que, en declaraciones a la Radio Pública, expresó su disposición para conversar con los estudiantes, aunque aseveró que no tolerará actitudes vandálicas.

Además, el ministro señaló que la reubicación de los profesores forma parte de un plan para mejorar la calidad en la educación y optimizar el gasto público en ese sector.

De su lado, Ciro Guzmán, abogado de los estudiantes detenidos, explicó que sus defendidos fueron sentenciados a cumplir actividades comunitarias. EFE [I]