Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Francia esboza plan para combatir violencia contra mujeres 

El presidente francés Emmanuel Macron y su esposa Brigitte Macron (izquierda) asisten a una ceremonia por el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, el sábado 25 de noviembre de 2017 en el Palacio del Elíseo en París. (Ludovic Marin, Pool vía AP)

PARÍS (AP) — El presidente francés anunció el sábado una iniciativa para combatir la violencia y el acoso contra las mujeres en Francia. Incluye planes para borrar el sentimiento de vergüenza _que promueva el silencio entre las víctimas_ y cambiar lo que Emmanuel Macron dijo que es la cultura sexista de Francia.


Publicidad

Acompañado de su esposa Brigitte en el Palacio del Elíseo en París, Macron pronunció un discurso con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Bosquejó un plan para alentar a las mujeres a actuar, fortalecer las leyes contra los responsables y educar a los ciudadanos sobre el tema, empezando desde las guarderías.

Macron dijo que el año pasado murieron 123 mujeres en Francia por violencia en su contra. Al sumarse a un momento de silencio por las víctimas, el mandatario dijo: “Es hora de que la vergüenza cambie de bando”.

Macron enfatizó que el abuso contra las mujeres no se limita al hogar. Subrayó que la violencia aparece en otros sitios, especialmente en el lugar de trabajo, como resultado de la desigualdad y un falso sentido de superioridad masculina.

El tema del abuso sexual en el lugar de trabajo ha pasado a un primer plano con una ola de revelaciones en Estados Unidos y Europa, a que se desató después de que salieran a la luz pública las acusaciones de acoso y ataque sexual contra el productor de Hollywood Harvey Weinstein.

“Lo que deberían ser santuarios hoy en día se convierten en un coto de caza, simplemente porque los hombres pueden usar… la edad, la autoridad, su cargo o simplemente la fuerza”, declaró el presidente francés.

Sin embargo, Macron advirtió que no quiere que Francia se convierta en una sociedad en la que toda interacción entre un hombre y una mujer sea sospechosa. “No somos una sociedad puritana”, añadió.

(I)