Estados Unidos despliega portaaviones en el mar de China Meridional

Estados Unidos ha desplegado varios portaaviones en el mar de China Meridional, escenario de un contencioso territorial entre varios países de la zona y China, en un momento en el que se están acentuando las tensiones entre las dos superpotencias, anunció la Marina estadounidense este viernes.

«Los grupos de ataque con portaaviones Nimitz y Regan están operando en el mar de China Meridional, donde la ley lo permite, para reforzar nuestro compromiso con un Indo-Pacífico libre y abierto, con un orden internacional basado en las normas y con nuestros aliados y socios en la región», señaló el contralmirante Jim Kirk, comandante del Grupo Nimitz, en un comunicado.

Estados Unidos ya había desplegado esos grupos de ataque el pasado 4 de julio en la zona para realizar maniobras militares, al igual que en esta ocasión, entre un intercambio de recriminaciones verbales entre Estados Unidos y China, que reclama zonas del mar de China Meridional en detrimento de Filipinas, Vietnam y, en menor medida, Malasia, Taiwán y Brunei.

Sin embargo, la Marina estadounidense señala en su comunicado que la presencia de los portaaviones en la región «no es una respuesta a ningún acontecimiento político o mundial concreto, sino parte de la integración regular para llevar a cabo maniobras y desarrollar interoperatividad táctica».

La guerra comercial, las suspicacias sobre la COVID-19 o la polémica ley de seguridad de Hong Kong han enrarecido la difícil relación entre Estados Unidos y China, que en las últimas semanas han convertido el mar de China Meridional en su nuevo escenario de hostilidad.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, emitió el pasado lunes un comunicado en el que calificaba de «totalmente ilegales» las ambiciones territoriales de China en casi todo el mar y reconocía la titularidad sobre parte de esas aguas de las naciones del Sudeste Asiático, particularmente Filipinas y Vietnam.

Pompeo acusó al gigante asiático de usar la «intimidación» contra otros países y de socavar el derecho internacional, mientras que, por su parte, la embajada china en Washington tildó de «injustificadas» las acusaciones de Estados Unidos y le recriminó «incitar la confrontación en la región».

Mientras Estados Unidos desplegaba sus portaaviones hace dos semanas, China realizaba maniobras entre el 1 y el 5 de julio con su nuevo equipamiento militar en los mares de China Meridional, Oriental y Amarillo, incluyendo las islas Paracel, disputadas con Vietnam, lo que provocó una protesta diplomática del Gobierno vietnamita, que acusó a China de «violar su soberanía y afectar a la paz».

China se atribuye la soberanía del 90 por ciento de las aguas del Mar de China Meridional – por el que circula el 30 % del comercio global y que alberga el 12 % de los caladeros mundiales, además de yacimientos de petróleo y gas -, en base a lo que considera «derechos históricos» que chocan con la soberanía nacional de varios de los países de la zona. EFE

Más relacionadas