Ecuador suma 172.508 positivos por coronavirus

Un hombre empuja una bicicleta hoy en una calle cercana al mercado de Riobamba (Ecuador). Los ecuatorianos viven este domingo, con expectación e incertidumbre, el último día del Estado de excepción que se aplicó desde hace seis meses con el inicio de la pandemia del coronavirus, bajo el reto de cuidarse a sí mismos de un mal que ha dejado más de 116.000 contagios y más de 7.000 muertos. EFE/José Jácome

Ecuador notificó este viernes 172.508 casos acumulados de covid-19, 725 nuevos respecto a la víspera, y suma 12.761 fallecimientos, 31 nuevos entre probables y confirmados oficialmente, informó el Ministerio de Salud Pública.

La provincia andina de Pichincha sigue siendo la más afectada por la pandemia, con 60.494 positivos, 314 más que el jueves, seguida de la costera de Guayas que acumuló 22.588 casos, 69 nuevos.

En la estadística continúan las provincias de Manabí, con 11.464 infectados, Azuay (10.788), El Oro (6.497), Loja (6.375), Tungurahua (6.168), Santo Domingo de los Tsáchilas (5.322), Imbabura (4.816), Cotopaxi (4.612), Esmeraldas (4.324) y Los Ríos (4.041), entre las más afectadas.

Sobre la situación de los municipios o cantones, la cartera pública notifica que Quito, que es también la capital de la provincia de Pichincha, es la ciudad más afectada, con 55.674, 295 nuevos casos respecto al día de ayer.

Suceden en la clasificación la urbe económica de Guayaquil con 15.576 casos, Cuenca con 8.549 casos, Loja con 4.879, Santo Domingo con 4.522 y Ambato con 4.198.

Según el reporte del Ministerio de Salud, 149.048 personas se han recuperado de la enfermedad y 21.806 han recibido el alta hospitalaria desde que se detectara el primer caso en el país el 29 de febrero.

Las autoridades ecuatorianas han insistido en su llamamiento a la población para que use permanentemente mascarilla, practique el lavado constante de manos y mantenga el distanciamiento físico de al menos dos metros de distancia, como medidas para intentar frenar el avance del coronavirus.

El pasado 16 de marzo se aplicó un estado de excepción en todo el territorio ecuatoriano para afrontar la expansión de la pandemia, que en los primeros meses incluyó un proceso de cuarentena y un estricto confinamiento masivo.

Tras finalizar la medida el 14 de septiembre, el Gobierno pidió «corresponsabilidad» a la población y la exhortó a cumplir medidas de bioseguridad.

Ecuador busca conciliar el mantenimiento de la emergencia sanitaria con acciones de reactivación económica, mientras que la imposición de restricciones recae sobre cada uno de los Gobiernos locales. EFE

Más relacionadas