COE recomiendan restricciones en diciembre por la pandemia

Un hombre empuja una bicicleta hoy en una calle cercana al mercado de Riobamba (Ecuador). Los ecuatorianos viven este domingo, con expectación e incertidumbre, el último día del Estado de excepción que se aplicó desde hace seis meses con el inicio de la pandemia del coronavirus, bajo el reto de cuidarse a sí mismos de un mal que ha dejado más de 116.000 contagios y más de 7.000 muertos. EFE/José Jácome

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional recomendó este jueves a autoridades, sector privado y a la sociedad una serie de restricciones a fin de evitar aglomeraciones en diciembre, mes en el que tienen lugar las fiestas de Quito y que concluye con las celebraciones por Año Nuevo.

Entre las medidas figuran la sugerencia a los Gobiernos municipales de aplicar limitaciones a la movilidad vehicular para Navidad, Fin de Año y fiestas de la capital ecuatoriana (5 y 6 de diciembre).

«Apelamos como COE nacional, como Gobierno nacional para que la celebración de una o dos horas no se convierta en un profundo dolor 15 o 20 días después con un caso de covid que marque para siempre nuestras familias», indicó en rueda de prensa virtual el director general del Servicio nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, Rommel Salazar.

Hizo asimismo un llamamiento a los COE locales, líderes políticos y ciudadanos a que traten de evitar las celebraciones multitudinarias y restrinjan al máximo situaciones que suelen conducir a aglomeraciones, y en caso de mantener una reunión cumplir con el distanciamiento de 2 metros y medidas de bioseguridad.

Llamó a disponer «el estricto cumplimiento de limitaciones de aforo» en restaurantes y salones de recepciones para cenas institucionales o de familias ampliadas, y a los municipios revisar medidas de control en puntos de actividad comercial para no propiciar tumultos.

El responsable de riesgos también sugirió a la ciudadanía evitar participar y desarrollar ferias de navidad, festivales de Fin de Año y Año Nuevo, chivas y «buses party», además de citas gastronómicas y de artesanías, pases del Niño o pesebres vivientes.

También pidió que se eviten los agasajos navideños en los sectores públicos y privados, y que las reuniones con motivo de novenas o encuentros familiares se realicen mediante plataformas virtuales.

Pidió suspender la tradicional quema de monigotes y bailes callejeros, «principales motivos que generan aglomeración y que no garantizan el distanciamiento social», y adelantó que los juegos pirotécnicos deberán ser previamente autorizados.

Los centros comerciales deberán articular planes para evitar aglomeraciones y las autoridades locales fijar mecanismos para la comercialización de artesanías para que esta actividad popular no se vea perjudicada por las medidas.

Según los últimos datos disponibles, Ecuador registraba este jueves 183.246 casos acumulados de contagio y 13.073 fallecimientos por la covid-19.

El ministro de Salud Pública, Juan Carlos Zevallos, detalló que el 66 % de las camas uci están ocupadas a nivel nacional, mientras que las hospitalizaciones para covid representan el 31 % y las uci para el coronavirus ascienden al 64 %.

«La situación de los contagios esta sostenida, sin embargo, esto no quiere decir que vaya a perdurar en las próximas semanas«, manifestó el ministro al justificar las recomendaciones.

El director general del servicio de seguridad integrada Ecu 911, Juan Zapata, reconoció que las medidas «son duras, pero técnicamente necesarias» y pidió la comprensión de toda la ciudadanía.

Aclaró que la resolución adoptada por una comisión interinstitucional se basó en los datos sobre falta de civismo en el último feriado con motivo de la independencia de Cuenca a inicios de mes.

Así, las aglomeraciones crecieron en un 195 % y las fiestas un 185 %, porcentajes que resultaron de comparar la situación en pandemia con el mismo mes del año pasado.

«La reflexión es que fuimos mucho más indisciplinados en pandemia», resumió Zapata. EFE

Más relacionadas