Polémica en Sarajevo por no conceder ciudadanía de honor al Nobel Pamuk

TRT

Sarajevo,  (EFE).- La marcha atrás del Ayuntamiento de Sarajevo en el reconocimiento como ciudadano de honor al Nobel de Literatura turco Orhan Pamuk ha desatado el debate sobre si esa decisión ha sido por una falta de méritos o para no ofender al Gobierno de Ankara, con el que el escritor ha sido crítico.

“Tengo la impresión de que la decisión de la Administración de la ciudad de privarle a Pamuk del título se debe a su oposición a la política de Erdogan”, ha declarado Samir Fazlic, concejal de la formación liberal multiétnica Nuestro Partido, opositora en el Ayuntamiento de Sarajevo.

La propuesta de homenajear a Pamuk fue planteada a finales de enero por la Buybook, editora bosnia de Pamuk, y por la fundación de arte y educación Amadeus.

Una comisión municipal dio su visto bueno a la idea, pero el pasado día 14, en una segunda votación, la decisión fue revocada.

“No encontraron suficientes pruebas de que Pamuk haya hecho algo concreto para el desarrollo y la promoción de Sarajevo”, explicó el presidente de la comisión, Velija Katica, para justificar ese rechazo.

Sin embargo, Fazlic asegura que ha sido una decisión política, que tiene que ver con las posturas críticas del escritor contra el Gobierno turco y contra el presidente del país, el islamista Recep Tayyip Erdogan, que mantiene buenas relaciones con el partido gobernante en Bosnia, el SDA, uno de los principales entre los bosniomusulmanes.

En opinión de Fazlic, se ha dado marcha atrás en la entrega de la ciudadanía de honor debido a la opinión de Pamuk en contra de la política “de encarcelamiento de intelectuales, escritores, periodistas inapropiados” de Erdogan, y también “por sus abiertas denuncias sobre el horroroso crimen contra los armenios”.

Además de las críticas de la oposición, también la oficina en Sarajevo del club internacional de escritores PEN ha levantado la voz contra la decisión.

El PEN ha denunciado que Bosnia “se encuentra en un estado de profunda xenofobia” y ha pedido disculpas a Pamuk.

Respecto a si Pamuk ha hecho o no méritos para ser ciudadano de honor, Buybook y Amadeus argumentan que el escritor está colaborando en el guion de una película que recuerda el concierto celebrado por el director Zubin Mehta y el tenor José Carreras en 1994, en pleno asedio serbio a Sarajevo.

Sin embargo, varios medios alegan que Buybook tiene interés particular en que se le dé el homenaje a Pamuk, porque es la editora de sus obras en Bosnia, y que el concejal Fazlic trabaja para la empresa.

También que la propuesta de conceder al escritor la ciudadanía de honor se inició para que su entrega coincidiera con la prevista visita del Pamuk a una feria literaria en Sarajevo el próximo abril, organizada por la editorial.

Otro detalles es que Emir Nuhanovic, jefe de Amadeus, es uno de los personajes principales del guion para la futura película, como uno de los organizadores del concierto de 1994.

El portal informativo bosnio Stav opina que “a diferencia de los homenajeados hasta ahora, Pamuk no ha hecho aún nada por Sarajevo” y que “igualmente podría haber sido galardonado cualquier otro premio Nobel y personalidad destacada del mundo”.

Desde 1992, la Carta de ciudadanía de honor de Sarajevo ha sido adjudicada a 43 personas.

Entre ellas están artistas como el líder de U2, Bono, y la actriz Angelina Jolie, o el que fuera presidente del Comité Olímpico Internacional Juan Antonio Samaranch. EFE

nh-sn-vb/as/agf

Paypal