Venezuela respalda a Nicaragua y rechaza el informe “imparcial” de la CIDH

Un grupo de personas se manifiesta en un calle el viernes 20 de abril de 2018, en Managua (Nicaragua). Cientos de nicaragüenses se sumaron hoy a las protestas nocturnas en Managua quemando neumáticos en vías públicas en rechazo a las reformas a la Seguridad Social, que aumentan la cuota patronal y laboral y crean una nueva cotización para los jubilados. Motocicletas, neumáticos, plásticos, así como los llamados "Árboles de la Vida", figuras de hierro que el Gobierno instaló en toda la capital, fueron quemados a vista de todos, mientras otros lanzaban bombas artesanales al aire. EFE/Jorge Torres.

El Gobierno de Venezuela respaldó a Nicaragua y rechazó el informe final sobre la crisis en el país centroamericano que presentó hoy la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al considerar que ha sido elaborado con “falta de profesionalismo, imparcialidad y veracidad”.

La embajadora venezolana ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carmen Luisa Velásquez, consideró que con Nicaragua “se están usando las mismas técnicas de desestabilización que se usaron en Venezuela”.

“Denunciamos en su totalidad el informe presentado por la CIDH sobre la situación en Nicaragua. Lo denunciamos por su falta de profesionalismo, imparcialidad y veracidad. Lo denunciamos porque el informe es un instrumento de protección de las acciones criminales de grupos desestabilizadores cuyo único objetivo es el golpe de Estado”, afirmó Velásquez.

El documento de la CIDH fue presentado en el Consejo Permanente de la OEA, el primero que se celebra para estudiar la crisis en Nicaragua, la más sangrienta desde los años 80 y que acumula, al menos, 212 fallecidos y 1.337 heridos hasta el 19 de junio, según cifras reveladas hoy por la Comisión.

En el informe, de 97 páginas, la CIDH responsabiliza al Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, de graves violaciones de los derechos humanos y alerta de un “patrón” del “uso excesivo y arbitrario de la fuerza” por parte de la Policía Nacional en colaboración con fuerzas paramilitares.

Las protestas contra Ortega y contra su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas de la seguridad social y se han convertido en un reclamo que pide su renuncia, después de 11 años en el poder, con acusaciones de abuso de poder y corrupción. EFE

(I)

Paypal