Perú firma acuerdo de colaboración con Odebrecht

Odebrecht foto: media.ambito.com

Los fiscales del caso Odebrecht en Perú, en el que están imputados cuatro expresidentes de ese país, firmaron este viernes en Brasil un acuerdo de colaboración con la constructora brasileña, que se comprometió a entregar documentos «valiosos» y a pagar 610 millones de soles (182 millones de dólares) por los sobornos realizados.

El jefe del equipo especial de la Fiscalía de Perú para el caso, Rafael Vela, afirmó en una rueda de prensa en el Consulado de Perú de Sao Paulo que la «exitosa negociación» permitirá al sistema de justicia peruano acceder a informaciones «muy valiosas» sobre «graves delitos» cometidos en el país.

Vela destacó que el acuerdo de colaboración tiene un carácter «progresivo y permanente», en el que Odebrecht asumió su «culpabilidad», y no descartó la posibilidad de que, en el futuro, sean abiertas «nuevas líneas de investigación» o incluso «nuevas investigaciones».

El fiscal remarcó que la empresa no ha presentado «ninguna restricción» durante las negociaciones y ha asumido «la obligación de colaborar en todo lo que los fiscales peruanos requieran».

«Es un convenio cuyas exigencias están definidas por la obligatoriedad de la entrega de toda información requerida» y «todo lo que sea necesario será en su momento requerido», precisó el fiscal.

Además de Vela, participaron en el acto de la firma del acuerdo el fiscal José Domingo Pérez, los procuradores Jorge Ramírez y Silvana Carrión y representantes de Odebrecht, entre ellos el exdirector de la compañía en Perú, Jorge Barata.

Los 610 millones de soles (182 millones de dólares) deberán ser pagados a lo largo de 15 años y la compañía deberá abonar también los intereses legales correspondientes al valor acordado, que podrían ascender a los 150 millones de soles (unos 45 millones de dólares).

Por su parte, el procurador Jorge Ramírez, señaló que otro punto clave del acuerdo es que, a cambio de que pueda presentarse en licitaciones públicas en Perú, Odebrecht deberá pagar aún en 2019 «todos los impuestos vigentes hasta la fecha», que suman unos 450 millones de soles (135 millones de dólares).

«Es decir, este año estaría entrando al tesoro público (de Perú), 450 millones de soles (135 millones de dólares) más 80 millones de soles (24 millones de dólares) que corresponden a la primera cuota de la reparación civil a pagarse», sostuvo Ramírez.

A partir del próximo lunes y hasta marzo, los fiscales peruanos tomarán las declaraciones de varios exfuncionarios, entre ellas la de Barata, en la ciudad de Curitiba, la capital regional del sureño estado de Paraná.

Además de los testigos de los interrogados, la Fiscalía tendrá acceso a las informaciones de los sistemas «My Web Day» y «Drousys», a través de los cuales Odebrecht solicitaba, procesaba y controlaba las operaciones para el pago de sobornos.

En el marco de una delación premiada, Odebrecht admitió haber entregado aportes para adjudicarse grandes obras de infraestructura en Perú, entre 2005 y 2014, así como haber apoyado las campañas electorales de varias figuras políticas en el país, las cuales son investigadas actualmente por presunto lavado de activos y colusión, entre otros delitos.

Según Vela, toda información aportada por la constructora a través del compromiso firmado este viernes «contribuirá también para la culpabilidad y punición de otras personas».

Asimismo, el fiscal celebró la firma del «exitoso acuerdo» después de un «complejo» proceso de negociación, ya que, conforme explicó, muchos de esos datos se encontraban «bajo la custodia de las autoridades brasileñas».

Agregó que, sin dicho acuerdo, no habría manera de «acceder a ninguna prueba», ya que el sistema de Justicia de Brasil «protege a sus delatores premiados», como es el caso de varios ejecutivos de Odebrecht.

Preguntado sobre los «problemas internos» de la Fiscalía y la falta de respaldo institucional enfrentados el año pasado, Vela los calificó como «turbulencias innecesarias» y aseguró que, ahora, el equipo cuenta con «todo el apoyo institucional» que «alguna vez no tuvimos».

«Estamos claros en lo que estamos haciendo y con la convicción de que no hemos hecho nada incorrecto (…) Prevalecerá lo que es evidente a nosotros, que es nuestro apego a la ley», enfatizó el fiscal.

Por su parte, Odebrecht afirmó a través de un comunicado que Perú es el octavo país con el que llega a un acuerdo y que seguirá «buscando entendimientos de la misma naturaleza» con otros países donde actúa, en el marco de la «profunda reestructuración» que lleva a cabo y la «implementación de un riguroso sistema de conformidad global».

Los otros países con los que ha firmado acuerdos son Brasil, Estados Unidos, Suiza, República Dominicana, PanamáEcuador y Guatemala. EFE (I)

nbo/cfa

Paypal