Vietnam acusa a China de violar sus aguas territoriales

Vietnam exigió a China la retirada de un barco de prospecciones petrolíferas en una zona en disputa del Mar de China Meridional tras acusar a Pekín a violar la soberanía de sus aguas territoriales.

La llamada tuvo lugar después de días de informaciones sobre una confrontación entre varios buques de guardacostas de los dos países en el archipiélago de las islas Spratly, sobre la que hasta ahora tanto Hanoi como Pekín habían evitado hacer comentarios.

El ministerio de Exteriores vietnamita indicó que el buque chino Haiyang Dizhi 8, acompañado de una escolta, realizó sondeos en una zona del sur del Mar de China Meridional dentro de la zona económica exclusiva de Vietnam.

«Esta área cae enteramente dentro de aguas de Vietnam», dijo el ministerio en un comunicado.

Hanoi indicó que contactó con Pekín en múltiples ocasiones y por distintos canales para comunicar su oposición a las «violaciones de China» y reclamarle el cese de sus «actividades ilegales» y la retirada de sus barcos de aguas territoriales vietnamitas.

El ministerio invocó el interés de las relaciones bilaterales, y la estabilidad y la paz regional, y aseguró que durante la presencia de los buques chinos «(Vietnam) empleó una serie de medidas adecuadas» para defender su soberanía «de manera pacífica y de acuerdo con la ley».

«Vietnam mantiene con consistencia su posición decidida y persistente en contra de cualquier acto que transgreda la soberanía de Vietnam, los derechos de soberanía y jurisdicción en aguas vietnamitas», añadió.

El diario de Hong Kong «South China Morning Post» indicó la semana pasada que el buque chino realizó los sondeos acompañado de dos guardacostas y ante la vigilancia de cuatro buques vietnamitas.

Varias informaciones localizaron el incidente cerca del Banco Vanguarda, donde la rusa Rosneft en colaboración con Vietnam empezó a perforar el pasado 12 de mayo.

La zona sería la misma en la que operaba la española Repsol hasta 2017, cuando su contrato de perforación fue cancelado por Hanoi tras las presiones de China.

Las prospecciones petrolíferas en la zona han causado varios incidentes entre los dos países en las últimas décadas, incluido un enfrentamiento armado en un islote de las Spratly en 1988.

En 2014, la presencia de una plataforma petrolífera china en aguas reclamadas por Hanoi, generó una ola de protestas en Vietnam acompañadas de disturbios violentos contra fábricas de propiedad china que causaron al menos cuatro muertos.

La tensión ha ido en aumento en los últimos años en el mar de China Meridional, una zona estratégica clave para las rutas comerciales entre Asia Oriental y el océano Índico, rica en recursos naturales, incluidos pesqueros, gas y petróleo.

Pekín reclama casi la totalidad de este espacio marítimo, donde ha construido instalaciones de uso militar en varios islotes, y que también se disputan parcialmente Vietnam, Filipinas, Malasia, Brunéi y Taiwán. EFE (I)

vie-jcp/rml

Paypal