Perú crea sello para certificar empresas libres de trabajo infantil

El Gobierno de Perú lanzó este viernes un sello para certificar a las empresas que se encuentren «libres de trabajo infantil», una iniciativa calificada como pionera en América Latina por la ministra de Trabajo y Promoción del Empleo, Sylvia Cáceres.

El sello fue presentado por Cáceres y tiene el objetivo de promover a las empresas en prácticas de prevención y erradicación del trabajo infantil en los procesos productivos y prestación de servicios.

También pretende asegurar que se cumplan con los parámetros establecidos en la ley si una empresa cuenta con mano de obra adolescente, pues la edad mínima legal para trabajar en Perú es de 14 años.

Las empresas reconocidas con el sello, de forma circular y color verde con un árbol en el centro, podrán exhibir en sus productos o en sus ofertas de servicios.

Asimismo, recibirán asistencia técnica en materia de trabajo infantil, mejoramiento de su posicionamiento y ventaja competitiva, acceso a mercados socialmente responsables y atención de la demanda de productos que cumplan estándares de responsabilidad social con precios diferenciados.

Cáceres manifestó que el sello «es un hito muy significativo», por ser «el resultado de un trabajo articulado y pionero en América Latina».

La ministra destacó que las empresas que obtengan este reconocimiento «podrán encontrar oportunidades en los mercados internacionales, donde hay una mayor sensibilidad por este tema».

En el aspecto social, Cáceres afirmó que la iniciativa «permitirá a niños y adolescentes la posibilidad de jugar libremente, estudiar y crecer, con una educación plena que les permita acceder a una vida digna».

En el acto también intervino el embajador de los Estados Unidos en Perú, Krishna Urs, quien señaló que el sello demuestra el compromiso de las autoridades peruanas por erradicar el trabajo infantil y es un ejemplo de los objetivos comunes entre ambos países.

«Nos satisface ver el resultado de nuestro trabajo en conjunto con el Gobierno peruano, el sector privado y nuestros implementadores», concluyó Urs.

El trabajo infantil afectó al 21,8 % de los niños y adolescentes peruanos en 2017, una tasa que se ha reducido en cinco puntos porcentuales en seis años pero que es la más alta de la región, según las últimas cifras oficiales. EFE (I)

fgg/cfa

Paypal