Presidente de Cuba se reúne con los de Irán y Ecuador en Asamblea de la ONU

REUNIÓN BILATERAL ENTRE EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA LENÍN MORENO Y EL PRESIDENTE DE CUBA MIGUEL DÍAZ CANEL

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, celebró hoy sendas reuniones bilaterales con los líderes de Irán y Ecuador, Hasan Rohaní y Lenín Moreno, en el marco de la Asamblea de las Naciones Unidas en Nueva York, informaron medios de la isla caribeña.

Tras ofrecer su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU, Díaz-Canel se citó con el líder iraní para abordar “las relaciones bilaterales y de cooperación” en diversos sectores, como la salud, la investigación, la educación, los medicamentos y la tecnología médica, según la prensa estatal cubana.

Cuba e Irán mantienen una estrecha relación, que condujo en febrero de 2017 a la firma de doce acuerdos para la exención de visados diplomáticos y de servicios entre otros ámbitos, y un año antes Rohaní se reunió en La Habana con el entonces gobernante Raúl Castro.

El nuevo líder cubano, que reemplazó a Raúl Castro el pasado abril, también se reunió hoy en la sede de la ONU con el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, en la que ambos debatieron “temas de interés bilateral para ambas naciones”, según la prensa de la isla, que no ofreció más detalles.

Cuba y Ecuador mantienen unas estrechas relaciones que tuvieron su auge durante la etapa del izquierdista Rafael Correa al frente del ejecutivo de Quito, y apenas se han visto afectadas desde la llegada al poder en 2017 de Lenín Moreno, que ha aplicado un cambio de rumbo político en el país.

En su segunda jornada en Nueva York, el presidente de Cuba también mantuvo encuentros con la mandataria de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovia, y los gobernantes de Mozambique, Filipe Nyussi, de Perú, Martín Vizcarra, y Andorra, Antoni Marti.

Además dialogó con ejecutivos de varias compañías estadounidenses del sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones interesadas en las potencialidades del mercado de la isla.

Durante la reunión, celebrada en la sede de Google, Díaz-Canel intercambió con los principales directivos de Google, VaynerMedia, Connectify, Mapbox, McKinsey & Company, Virgin Group, AirBnB, Revolution, Twitter, Microsoft, Bloomberg y Cresta, sobre el desarrollo de las altas tecnologías.

El mandatario cubano destacó a sus interlocutores que la informatización de la sociedad es una “prioridad” del Gobierno de la isla y culpó al embargo económico de Estados Unidos contra su país de ser el “principal obstáculo” para el desarrollo del sector a la máxima capacidad.

La agenda de Díaz-Canel para este martes incluye también encuentros con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres -a quien recibió en mayo pasado en La Habana durante una reunión de la CEPAL- y con el alcalde de Nueva York, Bill Blasio, y el jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, entre otros políticos.

Además, hará otro discurso ante el plenario de Naciones Unidas está prevista el próximo miércoles 26.

La presencia de Díaz-Canel en la Asamblea General de la ONU ha generado expectación, ya que es la primera desde la Revolución de 1959 de un presidente cubano sin el apellido Castro.

En su intervención durante la sesión de hoy, dedicada a conmemorar el centenario del nacimiento del fallecido líder sudafricano Nelson Mandela, el mandatario cubano criticó la “carrera armamentística” que a su juicio tiene lugar en la actualidad y abogó por dedicar más esfuerzos a “construir un mundo de paz”.

Su intervención fue la sexta de un presidente cubano ante la Asamblea de Naciones Unidas desde el triunfo de la Revolución que llevó a Fidel Castro al poder.

Fidel, fallecido en 2006, habló por primera vez en este foro en 1960, cuando se estrenó con un combativo discurso de 4 horas al que siguió en 1979 una de sus más célebres alocuciones, en la que cuestionó la utilidad de Naciones Unidas frente a los desequilibrios en la riqueza mundial.

El histórico líder cubano volvería a Nueva York en 1995 y el 2000, mientras que su hermano Raúl pisó el organismo multilateral en una sola ocasión, en 2015, apenas un año después del anuncio del deshielo diplomático entre Cuba y Estados Unidos, por lo que su presencia también generó una gran expectación. EFE

Paypal