Nuevo gobierno de Uruguay cambia el voto para Espinosa por Almagro en la OEA

Fotografía de archivo fechada el 24 de noviembre de 2019 que muestra al candidato presidencial uruguayo Luis Lacalle Pou, durante una ceremonia tras la segunda vuelta de las elecciones uruguayas, en la sede del Partido Nacional, en Montevideo (Uruguay). Lacalle Pou será el próximo presidente de Uruguay, después de que las cifras arrojadas por el segundo escrutinio llevado a cabo por la Corte Electoral confirmasen este martes el triunfo que logró en la segunda vuelta, celebrada el 24 de noviembre. EFE/ Raúl Martínez

El Gobierno de Luis Lacalle Pou, quien asumirá el cargo en Uruguay a partir del próximo 1 de marzo, apoyará la reelección de Luis Almagro como secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), expresó este jueves el futuro canciller, Ernesto Talvi.

En su cuenta oficial de la red social Twitter, Talvi, del Partido Colorado (PC, centroderecha), escribió un mensaje en el que comentaba que el próximo jefe de Estado uruguayo se había comunicado con el excanciller «para expresarle el apoyo de Uruguay a su reelección» al frente del organismo internacional.

«Reafirma nuestro compromiso con el sistema interamericano de relaciones, con los valores democráticos y con los DD.HH.», continúa el mensaje del canciller designado.

El apoyo de Lacalle Pou, del Partido Nacional (PN, centroderecha), y de su Gobierno de coalición contrasta con la falta de respaldo expresada por el actual Ejecutivo de Tabaré Vázquez, pese a pertenecer al Frente Amplio (FA), la misma coalición de izquierdas de Almagro.

El que fuera canciller de Uruguay durante el Gobierno de José Mujica (2010-2015) y embajador en China durante el primer mandato de Tabaré Vázquez (2005-2010) respondió enseguida al mensaje de Talvi por idéntica vía.

Almagro agradeció y valoró «especialmente» el apoyo del Gobierno electo de Uruguay a su candidatura. «Nuestro compromiso renovado de seguir trabajando x la democracia, los DDHH, la seguridad y el desarrollo con países d la región (sic)», continuó.

El futuro secretario general de la OEA será elegido el 20 de marzo de 2020 en una Asamblea General, el foro político más importante de la organización y en el que participan los cancilleres de los 34 países que son miembros activos de la OEA (Cuba pertenece al organismo pero no participa desde 1962).

Para ser elegido cualquier candidato necesitaría 18 votos, es decir, una mayoría simple, y los aspirantes tuvieron hasta el pasado 15 de diciembre para presentar su candidatura.

Además de Almagro, quien ocupa el cargo desde 2015, aspiran a dirigir el organismo el embajador de Perú en Estados Unidos, Hugo de Zela; y la excanciller ecuatoriana y expresidenta de la Asamblea General de la ONU María Fernanda Espinosa.

El futuro secretario general tendrá que hacer frente a un mandato marcado por una América agitada por protestas y con Venezuela como tema que divide la agenda común.

Almagro ha sido muy duro con el Gobierno de Nicolás Maduro y se ha sumado a los apoyos internacionales al líder opositor Juan Guaidó, algo que le ha granjeado críticas en el seno de la OEA y entre sus antiguos colegas en el Frente Amplio uruguayo. EFE

Más relacionadas