Quito seguirá teniendo su reina, aunque con nuevo nombre e inversión privada

La Fundación Reina de Quito, nombre que será modificado en los próximos días, anunció este jueves que la elección de la reina de las fiestas por la fundación de la capital de Ecuador seguirá produciéndose, aunque con el apoyo de la empresa privada y ya no del Ayuntamiento.

Así lo indicó la actual presidenta de la Fundación, Sofía Arteta, en una rueda de prensa celebrada tras el comunicado que el miércoles les envió el Municipio de Quito en el que el alcalde, Jorge Yunda, ratifica que no llevará a cabo la elección y que no autoriza a la institución a usar la marca «Reina de Quito».

En ese escrito, sí deja libertad a la Fundación para realizar el evento si desea y le asegura que la persona que resulte elegida será invitada a la programación de las fiestas, algo que no entiende la presidenta.

«Nos sorprendió que niegue el nombre, que no quiera hacer la elección, pero que sí quiera que esté en las fiestas», cuestionó.

Arteta también ratificó que la Fundación llevará a cabo la elección «buscando un nuevo nombre que identifique a la mujer empoderada, inteligente y luchadora que siempre ha reflejado esta dignidad».

A mediados de julio, el Municipio de Quito informó que suspendía la elección de la Reina de Quito, que tenía lugar días antes de las celebraciones por la fundación de la ciudad en diciembre, para «revalorizar a la mujer desde otros espacios».

Esta decisión se enmarca dentro de una política que persigue empoderar a la mujer en una sociedad como la ecuatoriana, de marcado carácter conservador y tradicionalista, para reconocer «sus capacidades y contribuciones en diversos campos».

«Los concursos de belleza reproducen roles de género que construyen imaginarios y estereotipos sociales», apuntó la Alcaldía.

En la rueda de prensa celebrada hoy en la sede de la Fundación Reina de Quito, su presidenta esgrimió que será la empresa privada, la ciudadanía y el apoyo de los periodistas los que podrían ayudar a la realización del certamen, cuyo nuevo nombre se podría conocer en las próximas horas tras la reunión con los abogados.

También aseguró que los medios y la sociedad conocerán las cuentas del concurso y que las ganancias que puedan recibir de su celebración «se reinvertirán en las obras de la Fundación».

«Nosotras defenderemos, ahora y siempre, la dignidad y derechos de la mujer y también de la reina y exreinas, que lo único que hemos hecho es trabajar en favor de los grupos de atención prioritarios», puntualizó.

Arteta también explicó que hubo un cambio de postura de la Alcaldía en las últimas semanas ya que, en un principio, la presidenta del Patronato San José, Lilian Yunda, visitó las instalaciones de la Fundación y de su obra social y les «felicitó» por su trabajo.

«Incluso nos entregaron el guion de cómo iba a ser la elección de la Reina de Quito», informó.

Igualmente, comentó que todavía no tienen las cifras de lo que podría costar el evento para seleccionar a la nueva reina de belleza, pero que su Fundación necesita unos 300.000 dólares para mantener su obra social como hasta la fecha, por lo que invitó a la empresa privada y a la ciudadanía a apoyarles económicamente para estos proyectos.

Finalmente, destacó que el nuevo enfoque que le quieren dar al concurso para este año tendrá que ver con potenciar más la parte social que realiza la soberana que la de glamour y ostentación.

«Este año el enfoque lo vamos a hacer en que la noche de la elección no sea tanto de invitados o musicales, sino darle énfasis a la obra social de la Reina de Quito», concluyó Arteta. EFE

Paypal