Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Couriers obligados a verificar mercadería que ingresa al país

Quito, 9 dic.- Desde el pasado 28 de noviembre las empresas de servicio de entrega rápida están obligadas a verificar peso, cantidad, descripción general de toda mercadería que ingresen al país. Eso contempla el Reglamento para los regímenes de excepción: tráfico postal internacional y mensajería acelerada o courier, informó Diario El Hoy.


Publicidad

La nueva norma obliga a que el operador presente una Declaración Aduanera Simplificada de la mercancía que  ingresa al país.

La Cámara de Comercio de Guayaquil ha alertado que eso afectaría las compras on-line de los ecuatorianos.

La medida afectaría principalmente a las últimas compras masivas en EEUU del Black Friday. Estas se celebraron el último viernes de noviembre y cada año, según la Comisión Sectorial de Couriers de la Cámara, estas compras representan más del 25% de los $300 millones que mueve el tráfico postal internacional en Ecuador.

Según Mario Cuvi, presidente de esa Comisión, 30 empresas que se dedican a esta actividad en el país saldrían perjudicadas, porque su normativa se equipara con la de las grandes compañías de importación general.

Entre las disposiciones está que los couriers son responsables de la Declaración Aduanera y que para ello deben embarcar las mercaderías desde el exterior hasta su arribo al país, previo confirmación de la naturaleza, la cantidad y el peso.

Además debe asegurarse de que la información contenida en los documentos de transporte coincida con la carga en lo que se refiere a la cantidad de bultos, descripción general de mercancías y pesos.

El courier también debe responder al servicio aduanero por cualquier diferencia de la mercadería declarada; pero también le pide categorizar los envíos conforme a los aranceles, restricciones y prohibiciones establecidas; así como la coordinación del traslado de los paquetes por no cumplir con las condiciones especificadas.

Todo ello implicaría que el courier deba abrir los paquetes que transporta para comprobar la información y cumplir con lo dispuesto, sostiene Denise Bergher, de Courrier Box. Además podrán ser sujetos de sanciones severas por cualquier tipo de infracción aduanera de sus clientes.

“Si mañana un cliente intenta evadir impuestos -dijo Bergher-, tendremos que responder ante la Aduana, el SRI y la justicia”.

Mario Cuvi considera que no se ha tomado en cuenta que el sistema de los couriers es rápido, para entregar un paquete en 24 o 48 horas en un lugar del mundo. Intentar ponerle trabas e inspecciones le quitaría sentido.

La disposición, para Maria Gabriela Uquillas, asesora aduanera de la Cámara, se emite con vigencia inmediata. “Justo al día siguiente de compras masivas como el Black Friday. Todo es más grave porque todas las compras ya fueron hechas. Y llega en diciembre, uno de los meses de mayor importación bajo este sistema de comercio”.