Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

China recorta un punto su coeficiente de caja para estimular su economía

Pekín, 19 abr (EFE).- El Banco Popular de China (central) anunció hoy un recorte de un punto en el coeficiente de caja de los bancos comerciales, una medida con la que el gigante asiático pretende reactivar la economía nacional, después de que esta semana diera nuevamente muestras de desaceleración.


Publicidad

Con el recorte, segundo de este año y que entra en vigor mañana, lunes, el porcentaje de los fondos que los bancos deben conservar y no reinvertir pasa del 19,5 al 18,5 por ciento, lo que en la práctica podría suponer alrededor de 1,2 billones de yuanes más (193.000 millones de dólares) en el mercado monetario.

Además, el coeficiente de caja se reducirá dos puntos porcentuales en bancos especializados en servicios de financiación del sector agrícola, y tres puntos en el caso de una de esas entidades en concreto, el Banco de Desarrollo Agrícola de China.

Finalmente, habrá un recorte de tres puntos y medio a determinados bancos que presten a empresarios del sector agrícola o a empresas de pequeño tamaño, siempre según el Banco Popular de China.

El pasado 16 de abril, el Gobierno chino informó de que el PIB nacional había crecido un 7 por ciento interanual en el primer trimestre, la tasa más baja desde principios de 2009, cuando la economía asiática se vio más afectada por la Gran Recesión iniciada a finales de 2008.

Los expertos ya habían adelantado que el Gobierno chino, encabezado por el primer ministro Li Keqiang, dictaría medidas para hacer frente a estos síntomas de freno (la tasa fue tres décimas menor a la de los pasados dos trimestres) y que se decantaría por un aumento del dinero circulante en lugar de por bajadas de tipos.

En todo caso, Pekín ya bajó esos tipos de interés un cuarto de punto a principios de marzo, fijándolos en el 5,35 por cien en el caso de los préstamos y en el 2,5 para los depósitos.

El Ejecutivo chino se ha puesto como objetivo que la economía nacional crezca este año como mínimo un 7 por ciento, una tasa que según el Banco Mundial se conseguirá y que la agencia de calificación Fitch vaticina que será de el 6,8 por ciento.

En 2014 la economía asiática, segunda del mundo en cuanto a valor absoluto de su PIB, aumentó un 7,4 por ciento interanual, su ritmo más bajo en 24 años. EFE