Ecuador. lunes 25 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Macri da nuevo aliento al acuerdo Mercosur-UE, según analistas brasileños

El presidente electo de Argentina por la alianza conservadora Cambiemos Mauricio Macri. EFE/David Fernández

La reciente elección en Argentina de Mauricio Macri como presidente le dio un nuevo ánimo a los entusiastas de la conclusión de las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), que se extienden hace casi 15 años, consideraron hoy analistas brasileños consultados por Efe.


Publicidad

En el Gobierno de Brasil el acuerdo ha sido liderado por la ministra de Agricultura, Katia Abreu, quien en reiteradas veces ha expresado su deseo por una rápida conclusión de las negociaciones que le permitirán al gigante latinoamericano aumentar en un 20 % sus exportaciones agrícolas.

No obstante, a pesar de la presión del sector agrícola brasileño para acelerar las negociaciones, Argentina se había mostrado con una postura más proteccionista con la anterior presidenta, Cristina Fernández, pero a juicio de varios analistas brasileños esa situación puede cambiar con Macri.

La entrega de la propuesta suramericana estaba prevista para este fin de año sin una fecha definida, pero ese plazo podría extenderse para 2016 según el ministro brasileño de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Armando Monteiro, quien justificó el aplazamiento precisamente por las elecciones argentinas.

“Ahora hay un entendimiento conceptual y los dos países están mucho más próximos de lo que estaban en la época del Gobierno Kirchner”, comentó el economista y profesor de la universidad Fundación Getulio Vargas (FGV) Ernesto Lozardo.

Para el analista, “hay un entendimiento de que es necesario abrir el mercado y la discusión de qué productos negociar para esta integración económica y esa es una barrera vencida con la elección del nuevo presidente de Argentina”.

De acuerdo con el especialista, que también fue secretario de Planeamiento y Economía del Estado de Sao Paulo, “Brasil desea esto hace tiempo, y durante casi diez años cargó a Argentina en su espalda, retrocediendo muchas veces por culpa del vecino”.

En la opinión de Lozardo, la actual crisis económica brasileña puede, a partir de ahora, ser responsable por retardar las negociaciones, aunque las decisiones pasen a ser tomadas dentro de un contexto en el que hay mayor convergencia entre los dos países.

Desde que asumió el Gobierno argentino a comienzos del mes, Macri adopto diversas medidas liberales, como su intervención en el mercado de cambio y derogando impuestos sobre la exportación de sectores agrícolas, entre ellos el trigo,

“Armonizando rápidamente la política económica en Brasil, y en argentina también, creo que en 2016 podremos tener un avance muy grande en el acuerdo con la UE, que será una señal de progreso económico en la región”, explicó. el académico.

La gran duda, no obstante, todavía es la política brasileña, que torna imprevisible la conclusión o no del acuerdo en el próximo año, como esperan los sectores productores de Brasil.

El profesor de economía internacional de la Universidad Federal Fluminense (UFF) y del MBA en Comercio Exterior de la FGV André Nassif destacó que “el escenario político brasileño esta tan sombrío que no sabemos exactamente que pueda pasar en los próximos dos o tres meses”.

En Brasil se estudia la posibilidad de abrir un juicio político con fines de destitución contra la presidenta Dilma Rousseff, acusada de maniobras fiscales para maquillar el informe de cuentas públicas de su gestión.

Nassif indicó que existe una natural falta de “convergencia de interés” entre los dos bloques y “esto no es una crítica ni para un lado, ni para el otro”.

“Es natural que países en desarrollo busquen una mayor liberalización en productos en que son más competitivos, principalmente alimentos y productos agrícolas, y que países desarrollados busquen liberalización de sectores en que ellos, en promedio, son más competitivos, como los manufacturados”, apuntó.

El especialista resalta una postura mucho más liberal del actual Gobierno argentino con relación a Brasil, haciendo que Macri pueda, en tesis, “presionar al Mercosur para sacar adelante el acuerdo”.

Pero el profesor de economía brasileña de la Facultad de Economía y Administración de la estatal Universidad de Sao Paulo (USP) Paulo Feldman duda que haya un esfuerzo de Argentina para concretar las negociaciones vía Mercosur, bloque integrado también por Paraguay, Uruguay y Venezuela y con Bolivia en proceso de adhesión.

“Mi impresión es de que Macri no va a perder mucho tiempo con el Mercosur. Él nunca habló que el Mercosur era importante y ha anunciado que Argentina puede entrar en el Tratado Transpacífico (TPP)”, concluyó. EFE (I)