Ecuador. Jueves 29 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Desarrollan prueba de armas nucleares capaz de esconder información sensible

Científicos en Estados Unidos han desarrollado una técnica que permite verificar la autenticidad de las cabezas nucleares en armamento sin revelar sus diseños o componentes, informa hoy la revista británica Nature.

Publicidad

La investigación, liderada por expertos en la Universidad de Princeton (EE.UU), podría permitir en el futuro el establecimiento de mecanismos de control más seguros y fiables en la carrera armamentística.

“La próxima etapa de acuerdos sobre el control de armas podría exigir la existencia de un mecanismo de verificación de confianza respecto a la autenticidad de los elementos presentes en cabezas nucleares”, escriben los autores en su informe.

No obstante, recuerdan, ese nuevo sistema de control no deberá ofrecer información sobre “la composición o diseño” de las cabezas nucleares en cuestión, para abordar así las preocupaciones en torno “a la proliferación y cuestiones de seguridad nacional”.

En este sentido, los investigadores de Princeton, en colaboración con la Universidad de Pisa (Italia) y la Universidad de Yale (EE.UU), han desarrollado las denominadas “pruebas de conocimiento cero”.

Se basan, explican, en métodos matemáticos criptográficos que sirven “para demostrar la validez de una reclamación sin ofrecer más información sobre la propia reclamación”.

El investigador jefe, Sébastien Philippe, y sus colegas, establecieron un protocolo que pone en manos de un inspector una herramienta de verificación que “no contiene información sobre la imagen de un objeto”.

Los expertos situaron un objeto de estudio (que podría tratarse de una cabeza nuclear) entre una fuente de neutrones y un detector de emulsiones, lo que reproduce una “huella” o “radiografía” del objeto a partir de las burbujas aparecidas en la emulsión.

La herramienta de verificación está dotada con un “sistema de distribución de burbujas complementario” generado por una “muestra de referencia”.

“De esta manera, una coincidencia positiva está representada por una señal completamente equilibrada, la cual no ofrece información útil al inspector, pero que confirma que el objeto de prueba es idéntico a la muestra de referencia”, agregan. EFE (I)

Publicidad