Ecuador. Domingo 4 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Firma del acuerdo con Unión Europea mejorará acceso a productos agroalimentarios

Bandera de la Unión Europea. Foto de Archivo, La República.

Ecuador firmó hoy el protocolo de integración al acuerdo de libre comercio multipartito que la Unión Europea (UE) mantiene con Colombia y Perú, con vistas a que se aplique desde el 1 de enero de manera provisional.

Publicidad

“Hoy Ecuador se convierte en un socio comercial de la UE, con una visión estratégica a largo plazo y buscando siempre el mutuo beneficio”, declaró el vicepresidente ecuatoriano, Jorge Glas, en la ceremonia de la firma del acuerdo.

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, declaró que éste es un “gran y valiente paso” para Ecuador, la firma del “acuerdo de libre comercio más ambicioso jamás negociado por el país”.

El acuerdo eliminará los aranceles para todos los productos industriales y de la pesca, incrementará el acceso al mercado de los productos agrícolas, mejorará el acceso a los servicios y a la contratación pública y reducirá aún más los obstáculos técnicos al comercio, recordó la Comisión Europea (CE) en un comunicado.

El objetivo es que el tratado pueda aplicarse de manera provisional -una vez reciba el visto bueno del Parlamento Europeo- el próximo 1 de enero, a tiempo para dar el relevo al sistema de preferencias arancelarias (SGP+) que la UE concede a Ecuador y que vence el 31 de diciembre.

Una vez que se aplique plenamente el acuerdo, los exportadores de la UE se ahorrarán al menos 106 millones de euros en aranceles cada año y los ecuatorianos hasta 248 millones de euros en derechos suprimidos.

Se trata de un acuerdo “asimétrico” concebido “en función de las necesidades de desarrollo de Ecuador, según la CE.

Las reducciones de los aranceles se pondrán en práctica de forma gradual durante diecisiete años: la UE liberalizará casi el 95 % de las líneas arancelarias en el momento de su entrada en vigor y Ecuador alrededor del 60 %.

Ecuador abandonó en 2009 las negociaciones que mantenía junto a Colombia y Perú con la UE, por considerar que los resultados no iban encaminados a favorecer el desarrollo del país, pero las reanudó en enero de 2014 para concluirlas finalmente en julio de ese año.

Ecuador espera mejorar el acceso de exportaciones a la UE como productos pesqueros, flores cortadas, café, cacao, frutas y frutos de cáscara.

El banano también se beneficiará de una tarifa preferente, pero existirá un mecanismo de estabilización que permitirá a la Comisión examinar y sopesar la suspensión de las preferencias si se alcanza un umbral anual.

La agricultura europea se beneficiará de mayor acceso para sus productos, así como de la protección de unas 100 indicaciones geográficas de la UE en el mercado ecuatoriano.

La UE también puede esperar beneficios en sectores específicos, como un nuevo acceso al mercado de vehículos y maquinaria.

El acuerdo incluye también compromisos para aplicar los convenios internacionales sobre derechos laborales y protección del medio ambiente, que serán objeto de seguimiento mediante una participación sistemática de la sociedad civil.

Ante la posibilidad de que algunos sectores se vean desfavorecidos por el acuerdo, Glas dijo a Efe que han “cuidado mucho” las sensibilidades de los pequeños productores.

“Una economía dolarizada requiere que se evalúen detenidamente cada una de las cadenas productivas para alcanzar un acuerdo que sea beneficioso para todos”, comentó.

“Lo importante es ver el acuerdo en su globalidad”, destacó a Efe el presidente de la asociación Maquita Comercio Justo, que viajó con la delegación del vicepresidente.

Mariano Zambrano, prefecto de Manabí, región muy afectada por el terremoto de abril, destacó a Efe que la zona no se recuperará hasta dentro de tres o cuatro años, pero confió en que el acuerdo les permita “incorporarse a nuevos emprendimientos” y potenciar la exportación de atún y camarón pero también de elaborados de café o cacao.

La CE recalcó que se mantiene abierta la posibilidad de que el cuarto miembro de la Comunidad Andina de Naciones, Bolivia, se adhiera al acuerdo si así lo desea.

El comercio bilateral de mercancías entre la UE y Ecuador ascendió a 4.600 millones de euros en 2015, año en que la Unión exportó por un valor de 2.000 millones de euros a Ecuador e importó por 2.600 millones de euros. EFE

Publicidad