Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Princesa Aiko de Japón cumple 13 años y supera problemas de adaptación

La princesa Aiko de Japón junto a sus padres Naruhito y Masako en la ceremonia de graduación de su escuela primaria. AP / Toru Hanai

La princesa Aiko, hija única del príncipe heredero de Japón, Naruhito, y de su mujer, Masako, cumplió este lunes 13 años y parece mostrarse completamente integrada en su vida escolar, tras experimentar problemas de adaptación en el pasado, informó la Agencia de la Casa Imperial.


Publicidad

La institución explicó que Aiko está adaptada y feliz en su centro educativo, la prestigiosa escuela de secundaria femenina de Gakushuin en Tokio.

La agencia detalló que este curso la princesa participó, entre otras actividades, en una excursión de tres días de duración a las montañas de la prefectura de Gunma, al noreste de Tokio, y que atendió un puesto de venta de dulces en un festival escolar.

Durante varios meses entre 2010 y 2011, cuando acudía a la escuela primaria, la princesa tuvo que ser acompañada a clase diariamente por su madre, después de informarse de que la niña había quedado conmocionada por el “comportamiento brusco” de algunos compañeros de su curso.

Aiko ha desarrollado además interés por el tenis desde la pasada primavera y lo practica junto a sus padres, los cuales le ayudan también con sus deberes escolares.

Cuando dispone de tiempo en su agenda, el príncipe Naruhito asiste con las lecciones de geografía e historia, mientras que su madre, exdiplomática, lo hace con el inglés.

La princesa Masako ha limitado sus apariciones públicas y compromisos oficiales desde que en 2003 la Casa Imperial reveló que sufría una depresión inducida por estrés, que algunos achacan a la rigidez del protocolo imperial y a las presiones que soportó para tener un hijo varón que perpetuara la línea sucesoria.

El nacimiento en 2006 del primo de Aiko, el príncipe Hisahito, congeló la reforma de la Ley de Sucesión que planeaba el Gobierno para posibilitar la ascensión de la niña al trono imperial (en Japón impera la ley sálica).

En los últimos tiempos los médicos que la atienden han explicado que Masako muestra signos de mejoría, lo que le ha permitido participar de manera esporádica en viajes o banquetes. EFE