Ecuador. Domingo 28 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Evo Morales pide que “nunca más” le pregunten por su hijo

El presidente Evo Morales y su amante, Gabriela Zapata, en una foto tomada durante el Carnaval de Oruro, en 2015,, y difundida en Twitter.

La Paz, 13 mar (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió hoy durante una entrevista que no le pregunten “nunca más” por el hijo que tuvo en 2007 con su expareja Gabriela Zapata, que está recluida en prisión acusada de haber cometido delitos económicos.

“No me pregunten nunca más. Eso está en manos de la Justicia”, respondió el mandatario al ser consultado sobre qué análisis hace de ese tema, tomando en cuenta que todavía hay dudas sobre si está o no con vida el niño que tuvo con Zapata hace casi nueve años.

Morales se refirió al tema en un programa inaugurado hoy por el diario La Razón y el canal de televisión Cadena A.

Zapata compareció el viernes durante más de tres horas ante una jueza para hablar del hijo que tuvo con Morales en 2007, pero su testimonio se mantiene en reserva por una decisión judicial.

La expareja del mandatario asistió a la audiencia para responder a una demanda presentada por Morales para que presente al hijo de ambos, después de que familiares y abogados de Zapata afirmaran que el niño está vivo y no muerto como aseguraba el gobernante.

Zapata se encuentra en prisión desde el 28 de febrero pasado, acusada de los supuestos delitos de legitimación de ganancias ilícitas, enriquecimiento de particulares con afectación al Estado y uso indebido de influencias en grado de complicidad.

La relación de Morales y Zapata y el nacimiento del niño en 2007 fueron revelados el 3 de febrero por el periodista Carlos Valverde, que también denunció un supuesto tráfico de influencias que habría beneficiado a la empresa china CAMCE con contratos millonarios con el Estado.

Morales rechazó la acusación de favorecimiento a CAMCE, donde hasta hace poco su expareja trabajaba como gerente comercial.

El gobernante se limitó hoy a sostener que “la derecha” usó este tema personal no para dañarlo a él, “sino para dañar a Bolivia”.

El mandatario cree que esa denuncia en los medios y en las redes sociales causó que la mayoría de los bolivianos veten en el referendo del 21 de febrero la reforma de un artículo de la Constitución que le hubiera permitido buscar otro mandato en 2019. EFE