Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Árabes y occidentales presionan en la ONU la marcha de Al Asad

Naciones Unidas, (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU recibió hoy un proyecto de resolución diseñado por una gran mayoría de países árabes y occidentales que reclama la marcha del presidente sirio, Bachar al Asad, para dar paso a una transición que ayude a pacificar el país árabe, un plan que cuenta con el rechazo de Rusia.


Publicidad

“El proyecto incluye el plan de paz propuesto por la Liga Árabe. Ahora hay que negociar, porque hay países que tienen problemas con el texto, pero nos gustaría lograr el consenso para hablar con una sola voz”, dijo el embajador marroquí ante la ONU, Mohammed Loulichki, a la salida de las consultas en el Consejo.

Marruecos fue el encargado de defender el proyecto, redactado por países árabes y europeos y con ayuda de Estados Unidos, que apoya “completamente” la iniciativa de la Liga Árabe “para facilitar una transición política que conduzca a un sistema político democrático y plural”, según una copia a la que tuvo acceso Efe.

El texto, siguiendo las pautas marcadas por la Liga Árabe, pide a Al Asad traspasar el poder a su vicepresidente para formar un “gobierno de unidad nacional” que lidere un proceso de transición que desemboque en la celebración de “elecciones transparentes y libres bajo supervisión árabe e internacional”.

Además, condena “las continuadas y extendidas graves violaciones de derechos humanos y las libertades fundamentales por parte de las autoridades sirias”, pide el cese inmediato de la violencia, la liberación de prisioneros, la retirada de las fuerzas de seguridad de la calle y el acceso de prensa extranjera, entre otros asuntos.

El proyecto recibió de inmediato la oposición de Rusia, miembro permanente y con poder de veto que se ha opuesto repetidamente a condenar a Siria, y que en esta ocasión considera que el texto de árabes y occidentales “cruza las líneas rojas marcadas por Moscú”, según indicó ante la prensa el embajador ruso, Vitaly Churkin.

“La resolución no sólo traspasa nuestras líneas rojas, que son la indicación de sanciones y la imposición de un embargo de armas, sino que incluye puntos que consideramos inaceptables, como la idea de imponer cierto desenlace al diálogo político cuando este ni siquiera ha empezado”, dijo Churkin.

El diplomático ruso se refirió así a la salida del poder de Al Asad y subrayó que el texto propuesto este viernes “no funciona como base para lograr acuerdos” y que Rusia considera que su última propuesta de resolución, que fue vista como insuficiente por la mayoría del Consejo, “sigue sobre la mesa”.

Tras reunirse unas dos horas a puerta cerrada, las delegaciones occidentales y la de Marruecos se mostraron determinadas a impulsar las negociaciones durante la próxima semana, y el embajador británico ante la ONU, Mark Lyall Grant, no descartó que se trate de someter a votación “tan pronto como el miércoles”.

Antes, sin embargo, el Consejo de Seguridad escuchará el martes al secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, y el primer ministro catarí, Hamad bin Jassim al Thani.

“Esa reunión será el punto de partida para después negociar la resolución. Esperamos llegar a un acuerdo relativamente rápido”, explicó a Efe una fuente diplomática europea, que reconoció que todas las miradas están puestas ahora sobre Rusia.

“El plan de la Liga Árabe es la única vía política y pacífica que se nos ofrece para evitar lo peor”, aseguró ante la prensa el embajador francés ante la ONU, Gérard Araud, que reconoció que algunas delegaciones habían mostrado “objeciones” al texto.

Araud destacó que el proyecto no incluye “sanciones, ningún embargo de armas ni el cambio de régimen”, aunque reconoció que hace referencia literal a “las medidas impuestas por la Liga Árabe”, que sí ha impuesto sanciones.

En ese sentido, el proyecto de resolución invita a los Estados miembros de la ONU a “adoptar pasos similares para poner en marcha esas medidas”, y les pide “tomar los pasos necesarios para prevenir el continuo traspaso de armas a Siria, que alimenta la violencia”.

“El país se está hundiendo en una guerra civil y buscamos desesperadamente una solución política. Desafortunadamente no podemos hacer otra cosa que apoyar a la Liga Árabe”, añadió Araud.

El embajador sirio ante la ONU, Bashar Jafari, se sorprendió a la salida de la reunión de que “esos embajadores hayan descubierto ahora a la Liga Árabe” y acusó a los poderes occidentales de haberse quedado “en la diplomacia que existía en la época de Lawrence de Arabia” y de tratar a Siria “todavía como a una colonia”.

Los sirios se echaron por primera vez a las calles a mediados de marzo para exigir reformas democráticas que desde entonces han siso duramente reprimidas por las fuerzas de seguridad, una situación que no se ha podido detener pese a la mediación de la Liga Árabe y que ha causado la muerte de 5.000 personas, según cifras de la ONU. EFE

Notas relacionadas:

Activistas denuncia” masacre” aterradora en Siria

dvg/elr/lnm

Sitio web imágenes: noticiasdesiria.blogspot.com; laplegariadeunpagano.com