Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Detenido por peculado exjefe del partido de Berlusconi en el Lacio

Roma, (EFE).- El exjefe de grupo del Partido de la Libertad (PDL) en el gobierno regional del Lacio (centro de Italia), Franco Fiorito, fue detenido hoy acusado de peculado dentro del escándalo que llevó la semana pasada a la dimisión de la presidenta de la región, Renata Polverini.


Publicidad

Fiorito, de 41 años, que también era el tesorero del PDL, partido de Silvio Berlusconi, en la región del Lacio, estaba investigado por un supuesto desvío de fondos públicos, los destinados a su partido en el Lacio.

Le acusan de haber malversado varios millones de euros, que se habría gastado en hoteles de lujo, viajes privados, cenas con ostras y champán, y también de haber desviado fondos a 12 cuentas corrientes, cuatro de ellas en España.

Según algunos detalles de la orden de detención que han publicado los medios de comunicación, Fiorito se hizo 193 transferencias a sus cuentas por un valor de 1,4 millones de euros, mientras que usó para su beneficio personal cerca de seis millones de euros en dos años.

Los medios italianos destacan cómo en febrero, cuando Roma se bloqueó por una intensa nevada, Fiorito compró con los fondos públicos destinados al PDL un coche 4×4 por un valor de 35.000 euros y una caldera para su mansión en la localidad turística del Circeo (cerca de Roma).

Como parte de este escándalo circulan las fotos de una opulenta fiesta de disfraces al estilo de las bacanales del Imperio Romano organizada por el subjefe de grupo del PDL en la región, Carlo de Romanis, en septiembre de 2010, aunque siempre ha negado que los 20.000 euros que costó fuesen pagados con dinero público.

La presión del escándalo llevó a Polverini, elegida en 2009 en las filas del PDL, a anunciar su dimisión, aunque afirmó que ella no podía saber cómo se utilizaban los fondos destinados a su partido.

Fiorito se ha defendido siempre asegurando que era parte de un sistema y que eran muchos los consejeros regionales del PDL que le venían a pedir dinero de los fondos del partido.

Tras la detención, su abogado, Carlo Taormina, afirmó que “guste o no, legalmente el dinero público que va a un partido se convierte en dinero privado” y añadió que si se ha detenido a Fiorito “en la lista faltan los otros 70 diputados regionales del Lacio”.

El caso del derroche en la región del Lazio ha vuelto a destacar el problema en el país del poco control en las cuentas de los partidos políticos que se financian con dinero público.

Hace varias semanas pasó a arresto domiciliario, tras pasar tres meses en prisión, el extesorero del partido “La Margherita” (que ahora se llama Alianza para Italia), acusado de apropiarse de 25 millones de euros de los reembolsos electorales que recibe cada partido tras las elecciones. EFE

ccg/cps/ah

Sitio web imagen: polisblog.it