Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama retomó la ofensiva en el debate con Romney

HEMPSTEAD, Nueva York, EE.UU. (AP) — Un combativo presidente Barack Obama atacó las propuestas económicas de Mitt Romney la noche del martes en un debate al estilo de asamblea vecinal, en el que acusó a su rival de favorecer un “plan de un solo punto” para ayudar a los ricos a expensas de la clase media. El republicano protestó, alegando que la acusación estaba fuera de lugar.


Publicidad

“La clase media ha sido aplastada en los últimos cuatro años”, dijo Romney en la primera mitad del debate de 90 minutos, la segunda de tres citas entre los dos candidatos.

Obama apareció en el escenario del debate buscando mostrar un mejor desempeño con respecto a la apática imagen que dejó en su primer encuentro, lo que produjo escalofríos a sus simpatizantes y ayudó a impulsar a Romney en las encuestas de opinión.

El presidente estuvo más enérgico desde el principio, y rápidamente cuestionó a Romney acerca de la economía y la política energética, además de que lo acusó de cambiar de posición en cuanto a la producción de carbón.

Ambos hombres se interrumpieron mutuamente desde el arranque y a menudo hablaron al mismo tiempo, a tal punto que no se podía entender a ninguno.

“Tendrás tu oportunidad en un momento. Todavía estoy hablando”, dijo en un momento el ex gobernador de Massachusetts para intentar interrumpir a Obama.

Una acalorada discusión al principio del debate se centró en reivindicaciones opuestas sobre si la producción de energía está aumentando o disminuyendo. Obama acusó a Romney de tergiversar lo que ha sucedido. Romney cruzó el escenario para confrontar cara a cara a Obama, a pocos metros de la audiencia. Los dos discutieron enérgicamente, de cerca, antes de que el debate pudiera avanzar.

Los dos hombres usaron los primeros momentos del encuentro para prometerle un mejor futuro económico a un joven que hizo la primera pregunta, uno de los miembros de una audiencia preseleccionada de 82 votantes no comprometidos.

La determinación del presidente para mostrar un lado más combativo se evidenció rápidamente.

Al refutar la afirmación de su rival de que tiene un plan de cinco puntos para crear 12 millones de empleos, Obama dijo: “El gobernador Romney no tiene un plan de cinco puntos. Tiene un plan de un solo punto. El plan es asegurarse de que la gente de arriba juegue con reglas distintas”.

“Esa ha sido su filosofía en el sector privado”, dijo Obama sobre su rival. “Esa ha sido su filosofía como gobernador. Esa ha sido su filosofía como candidato presidencial. Usted puede hacer un montón de dinero y pagar menores tasas de impuestos que alguien que gana mucho menos”.

“Usted puede enviar empleos al extranjero y obtener ventajas fiscales por hacerlo. Usted puede invertir en un país, quebrarlo, despedir trabajadores, despojarlos de sus pensiones y aun así ganar dinero. Esa es exactamente la filosofía que hemos visto durante la última década”, dijo el presidente en un sumario demoledor.

Incapaz de responder en detalle debido a las reglas del debate, Romney dijo que las acusaciones estaban “muy fuera de lugar”.

Ambos habían ensayado intensamente para el encuentro, considerado un momento clave para Obama tras su apático desempeño en el primer debate.

(AP foto/David Goldman)

El candidato presidencial republicano Mitt Romney contesta una pregunta mientras el presidente Barack Obama escucha durante el segundo debate presidencial en la universidad de Hofstra, el martes 16 de octubre de 2012, en Hempstead, Nueva York. (AP foto/Charlie Neibergall)