Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La plaza de San Pedro un hervidero de comentarios sobre la renuncia papal

Ciudad del Vaticano, 11 feb (EFE).- El Papa Benedicto XVI, de 85 años, anunció hoy que dejará el pontificado el próximo 28 de febrero por su “edad avanzada” y por sentir que le falta el vigor para seguir ejerciendo el ministerio.


Publicidad

La plaza de San Pedro, acostumbrada a la llegada de cientos de turistas, peregrinos y fieles, se ha convertido hoy en un hervidero de comentarios respecto a la decisión que ha tomado el pontífice.

La noticia que ha conmovido a Roma, y al propio Estado Vaticano, ha saltado por la agencia de noticias Ansa a las 11,46 horas (10,46 GMT) y tras el primer impacto, miles de personas y decenas de periodistas nacionales e internacionales se han dirigido hacia la plaza.

El padre jesuita y portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, improvisó una rueda de prensa en la sala de prensa vaticana, que se encuentra en los aledaños de la plaza y él mismo reconoció que “el anuncio nos ha cogido a todos por sorpresa”.

Entradas en directo de periodistas de televisión frente a la plaza se mezclaba con el ir y venir de gentes desconcertadas que lanzaban miradas de incredulidad hacia la ventana del apartamento del papa, desde donde se asoma todos los domingos para bendecir a los congregados y rezar el Ángelus.

“No nos lo esperábamos. Siempre se ha pensado que se trataba de un papa sin carisma, algo frío, pero de pronto nos ha dejado helados con esta noticia que da muestra de una gran humildad” aseguró a Efe Patricia Renati, de 42 años, que ha venido a Roma desde Argentina de vacaciones con su familia.

En los mismos términos se expresó el joven sacerdote chileno Carlos Cabezas, de 36, que, abrumado, reconoció que la renuncia del pontífice “es un símbolo inequívoco de humildad y de gran fortaleza espiritual”.

“Este tipo de gestos nos enseñan que la figura del papa no es indestructible y da muestra de la gran coherencia que ha caracterizado su pontificado”, añadió.

Todas las personas que se encontraban esta fría y desapacible mañana en la plaza de San Pedro, coincidían en que, a pesar de que Benedicto XVI no había alcanzado el carisma de su antecesor, Juan Pablo II, su decisión daba muestra de una visión muy honrada del liderazgo.

En estos términos se expresaba el padre Sabino Lattancio que, rodeado de periodistas y de cámaras, explicaba sus impresiones a raíz del anuncio del santo padre.

“Es un gesto grandísimo del que deberían aprender muchísimos incompetentes que se aferran al cargo aunque su labor ya no resulte útil para la sociedad a la que sirven” reivindicó Lattancio, quien resaltó la altura intelectual de Ratzinger al calificarlo como “el mejor teólogo vivo” del que se ha beneficiado la Iglesia y el mundo católico.

Añadió además que el aún obispo de Roma ha sido “correcto, cortés, no muy mediático pero muy lúcido” y recordó que ha sido el gran regenerador de la Iglesia y dijo que “todos sus hermanos y hermanas continuarían amándole”.

Un grupo de estudiantes católicos de Buenos Aires (Argentina) se alegraban de la noticia y calificaban de “loable” la decisión del pontífice.

“En Argentina se ve a Benedicto XVI como un papa que ha llevado a cabo un pontificado con una visión más conservadora y menos afectiva; no obstante, creo que se trata de una decisión honrada”, comentó Hernán Battisti, uno de los estudiantes argentinos.

La sorpresa no la han sufrido únicamente los peregrinos y turistas, las tiendas de recuerdos situadas en la Via de la Conciliación que lleva a la Basílica de San Pedro, mostraban abiertamente su desconcierto incluso, por las propias mercancías que tienen a la venta y que en pocos días pueden quedar obsoletas.

La renuncia del Benedicto de dejar su pontificado el próximo 28 de febrero ha sacudido Roma y abre ahora un periodo de incógnitas sobre qué ocurrirá a partir del día 28 hasta que se convoque el cónclave y quién será el sucesor del considerado el papa teólogo y reformador de la Iglesia católica. EFE

1 Comentario el La plaza de San Pedro un hervidero de comentarios sobre la renuncia papal

  1. “Es un gesto grandísimo del que deberían aprender muchísimos
    incompetentes que se aferran al cargo aunque su labor ya no resulte útil
    para la sociedad a la que sirven” …
    Tenemos ejemplos cercanos en Latinoamérica, algunos ya ancianísimos y otro en el lecho de muerte, pero se aferran al poder…

Los comentarios están cerrados.