Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Filtración a AP fue “de las más serias”, según fiscal de EEUU

El secretario de Justicia y fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, aseguró este martes que la filtración a la agencia Associated Press (AP), que motivó el registro secreto de conversaciones telefónicas por parte de su departamento, “es una de las más serias” que ha visto en su carrera.


Publicidad

Es una de las dos o tres filtraciones más serias que he visto“, dijo el secretario de Justicia, quien aseguró, además, que “puso en peligro a los ciudadanos de Estados Unidos” y requirió “medidas muy agresivas” para investigarla.

Holder aclaró que él se separó de la investigación del Departamento de Justicia desde el principio, por lo que desconoce los detalles del requerimiento que condujo a registrar las llamadas telefónicas de AP, el cual fue dirigido por el subsecretario de su departamento, James Cole.

El fiscal general aseguró que, al separarse de la investigación, él quiso “asegurarse de que fuese considerada independiente” y “evitar incluso la apariencia de un conflicto de intereses”, a lo que sumó su continuo contacto con los medios.

Por todo ello tomó la decisión de apartarse del caso.

De acuerdo con AP, los investigadores federales recopilaron información, sin advertirlo a la agencia, de al menos 20 de sus líneas telefónicas en abril y mayo de 2012 sobre las llamadas salientes desde sus oficinas en Nueva York, Washington y Hartford (Connecticut).

Ronald Machen, quien trabaja para el Departamento de Justicia en Washington, fue quien reveló a AP en una carta el pasado viernes que la fiscalía federal había obtenido los registros.

Según revelaron varios medios hoy, Machen dirige una investigación sobre la filtración de información clasificada acerca de un complot de la red terrorista Al Qaeda que la Agencia Nacional de Inteligencia (CIA) frustró el pasado año en Yemen, y cuyo objetivo era detonar una bomba dentro de un avión con destino a EE.UU.

Un artículo de AP publicado la primavera pasada informó de los detalles de la operación, lo que dio origen, supuestamente, a la investigación para hallar el origen de la filtración. EFE