Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Funeral del Mandela será el domingo 15

Johannesburgo, 6 dic (EFE).- Los funerales de Estado por el expresidente sudafricano Nelson Mandela se celebrarán el domingo 15 de diciembre en Qunu (sureste), lugar donde pasó su infancia.

Oamohetswe Mabitsela, de cuatro meses, es colocado por su madre junto a una imagen de Nelson Mandela para tomarle una fotografía con la cámara de su teléfono afuera del hospital donde el ex presidente se encuentra hospitalizado en Pretoria, Sudáfrica, el jueves 4 de julio de 2013. Mandela continúa en estado crítico pero estable y no está en estado vegetativo, informaron el viernes 5 de julio las autoridades de Sudáfrica. (Foto AP/Ben Curtis)

JOHANESBURGO, Sudáfrica (AP) — El presidente sudafricano Jacob Zuma dijo el viernes que Nelson Mandela será enterrado el 15 de diciembre.


Publicidad

Zuma añadió que se realizará un servicio fúnebre el martes 10 de diciembre. El cuerpo de Mandela permanecerá en capilla ardiente en los edificios del gobierno en Pretoria desde el 11 de diciembre hasta el entierro.

El domingo próximo será un día nacional de oración y reflexión, dijo Zuma, quien además agradeció los mensajes de condolencias enviados desde todo el mundo.

Las banderas ondeaban a media asta y los residentes en municipios negros, suburbios acaudalados mayormente blancos y las vastas zonas rurales de Sudáfrica conmemoraron a Nelson Mandela con canciones, lágrimas y oraciones el viernes, al tiempo que prometieron honrar los valores de unidad y democracia que él representó.

El gobierno preparaba ceremonias fúnebres que van a contar con la presencia de gobernantes y dignatarios del mundo. Las autoridades no han anunciado aún el calendario detallado del período de duelo, que se espera dure más de una semana.

Horas después del fallecimiento el jueves por la noche, un vehículo con el ataúd del líder antiapartheid, cubierto con la bandera sudafricana, se alejó de la casa de Mandela tras la medianoche, escoltado por una caravana de motocicletas militares, para llevar el cuerpo a una morgue en Pretoria.

Muchos sudafricanos se enteraron de la noticia, anunciada en la televisión estatal por el presidente Jacob Zuma poco antes de la medianoche, cuando se despertaron el viernes, y se concentraron junto a su casa en el barrio de Houghton, en Johannesburgo. Una mujer abrazó a sus dos hijos junto a una ofrenda floral.

Una docena de palomas fueron echadas al vuelo. Un hombre caminaba con un girasol de tallo largo. Personas cantaban canciones tribales, el himno nacional “N’kosi Sikelel Afrika” (El Señor bendiga a Africa) e himnos cristianos. Una llevada un cartel que decía: “Él va a reinar en el Universo junto con Dios”. Líderes judíos y musulmanes estaban también presentes.

En preparación para las grandes muchedumbres que se esperan en los próximos días, se instalaron baños químicos. Un hombre vendía banderas y otros símbolos del partido de Mandela, el Conreso Nacioonal Africano. Zuma encabezará una delegación de funcionarios del partido que iba a ofrecer condolenci8as a la familia de Mandela en Houghton.

Uno de los dolientes, Ariel Sobel, dijo que él nació en 1993, un año antes que Mandela fuese elegido presidente.

“Lo que más me gustaba de Mandela era su capacidad de perdón, su pasión, su diversidad, el pacto de lo que hizo”, dijo Sobel. “No me preocupa lo que va a suceder. Vamos a continuar juntos como nación. Sabíamos que iba a suceder. Estábamos preparados”.

En un servicio religioso en Ciudad del Cabo, el arzobispo retirado y Premio Nobel de Paz Desmond Tutu dijo que Mandela quisiera que los sudafricanos mismos fuesen su monumento, adhiriéndose a los valores de unidad y democracia que él representó.

El pueblo de Sudáfrica reaccionó el viernes con profunda tristeza ante la pérdida de un hombre a quien muchos consideran el padre de la nación, mientras los dolientes dijeron que también era el momento de celebrar los logros del líder antisegregacionista que salió de prisión para convertirse en el primer presidente negro del país.

El presidente Zuma, vestido de negro, anunció la noticia de la muerte de Mandela el jueves por la noche por televisión. Dijo que Mandela, de 95 años y conocido afectuosamente como “Madiba”, el nombre que le dio su clan, falleció “en paz” a eso de las 8:50 de la noche, acompañado de su familia.