Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Israel intensifica ataque mientras se retira. Ban Ki-moon habla de “ultraje moral”

ARCHIVO: Un ataque israelí ilumina el cielo por encima de la franja norte de la Franja, el 3 de agosto de 2014. EFE / EPA / MOHAMMED SABER

El Ejército de Israel intensificó hoy su ofensiva militar en el sur de la Franja de Gaza, donde al menos 71 palestinos murieron en la ciudad de Rafah, y 200 resultaron heridos en bombardeos durante la jornada, según fuentes sanitarias.


Publicidad

El portavoz del ministerio de Sanidad en Gaza, Ashraf al Qedra, dijo que Israel recrudeció sus ataques por aire y tierra contra esta localidad meridional en la que decenas de casas fueron alcanzadas y sus habitantes sepultados bajo los escombros.

“Decenas de víctimas siguen en situación crítica y necesitan cuidados intensivos”, alertó al Quedra antes de precisar que “hay una decena de personas muertas en el ataque aéreo en una escuela que albergaba a decenas de refugiados que habían abandonado sus hogares durante la operación israelí”.

Robert Turner, director de operaciones de la agencia para los refugiados palestinos de la ONU en Gaza, dijo que los resultados preliminares indican que la explosión fue el resultado de un ataque aéreo israelí cerca de la escuela, que daba refugio a unas 3.000 personas. Dijo que al menos un miembro del personal de la ONU parecía haber fallecido.

“Hemos dado a las fuerzas armadas de Israel la ubicación de nuestras instalaciones en varias ocasiones”, dijo Turner. “Saben dónde están los refugios. No tengo idea de por qué sigue pasando esto. No tengo palabras para describirlo. No lo entiendo”, agregó.

Dentro del complejo de Naciones Unidos se vivía una situación caótica; numerosos cadáveres, algunos de niños, estaban desperdigados por el piso entre charcos de sangre. Había numerosas marcas de pisadas tintas en sangre dejadas por quienes llevaron a los heridos a las ambulancias.

“Nuestra confianza y nuestra fe están en manos de Dios”, dijo una mujer entre sollozos.

Algunos de los heridos, entre ellos niños que llevaban la cabeza cubierta con vendajes ensangrentados, fueron llevados al hospital kuwaití en Rafa y otros fueron atendidos en lo que parecía ser una clínica improvisada en una tienda.

Varios cadáveres envueltos en frazadas blancas estaban alineados en el piso.

Israel ha dicho que estaba respondiendo a milicianos que lanzaban cohetes o a otros ataques desde lugares cercanos.

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, calificó el suceso de “ultraje moral y un acto criminal” y afirmó que se trata de “otra grave violación de la ley humanitaria internacional”.

Estados Unidos dijo que Washington estaba “horrorizado” por el “desafortunado” ataque.

Otras fuentes informaban que Israel estaba retirando sus efectivos. El teniente coronel Peter Lerner, vocero de las fuerzas armadas israelíes, confirmó a AP el repliegue de las tropas en Gaza luego de que las tropas concluyeron la destrucción de la mayoría de los túneles.

“Hemos causado un daño sustancial a la red de túneles y básicamente hemos acabado con esta amenaza y la hemos reducido a su mínima expresión”, dijo. El ejército envió a miles de elementos a Gaza en durante la parte más dura del enfrentamiento.

En el sur de Israel se vio a vehículos blindados que circulaban lentamente detrás de camiones de plataforma cerca de la frontera con Gaza, donde soldados israelíes arriaron una bandera que estaba desplegada en un tanque y guardaban sus pertenencias y bolsas de dormir.

De acuerdo con estimaciones de la ONU, en Gaza hay unos 450.000 refugiados y desplazados por la ofensiva israelí en curso.

Residentes que han huido de Rafah relatan que los bombardeos por tierra y aire han alcanzado en las últimas horas del día a grupos de residentes que se encontraban sentados en las afueras de la ciudad, además de decenas de viviendas.

El Ejército israelí anunció horas antes que sus fuerzas terrestres seguían sobre el terreno en la zona sur de Gaza donde buscaban a milicianos, almacenes de armas y túneles e informó del hallazgo de 150 proyectiles de mortero.

En un comunicado militar afirma además que ha atacado 40 blancos en Gaza a lo largo de la jornada y a “ocho terroristas”.

Al Qedra informó de que desde el pasado viernes, cuando las tropas israelíes iniciaron sus operaciones en Rafah, más de 200 palestinos han muerto y 500 resultaron heridos, y añadió que uno de los principales hospitales de la población fronteriza con Egipto ha sido evacuado después de que la artillería israelí bombardeara amplias zonas aledañas.

El Ministerio de Sanidad en Gaza ha apelado a las organizaciones de salud internacionales para que intervengan urgentemente y ayuden a evacuar a centenares de heridos del nuevo Hospital Kuwaití, el único que permanece operativo en la ciudad, abarrotado de heridos y cadáveres que han de ser enterrados.

Imágenes procedentes de Rafah muestran a decenas de cuerpos en el hospital que han tenido que ser introducidos en refrigeradores empleados generalmente para mantener frutas y verduras.

La ofensiva a gran escala israelí, que se inició el pasado 8 de julio, ha acabado con las vidas de 1.834 personas en Gaza, y herido a 9.500, según los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad de la franja.

El portavoz subrayó que “dos tercios de las víctimas son civiles, incluidos mujeres, niños y personas mayores”.

En el bando israelí, al menos 64 soldados han perdido la vida en combate desde el inicio de la invasión por tierra además de dos civiles israelíes y un trabajador tailandés por fuego de proyectiles desde el inicio de la operación. EFE

_____

Federman inform desde Jerusalén. Yousur Alhlou desde Jerusalén, Ibrahim Barzak en Ciudad de Gaza, Mohammed Daraghmeh en Ramalá, Cisjordania; y Maggie Michael en El Cairo contribuyeron a este despacho.