Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Investigado por corrupción el secretario personal del expresidente chino Hu

Pekín, 22 dic (EFE).– Ling Jihua, antiguo secretario personal del anterior presidente de China, Hu Jintao, será investigado por “graves violaciones de disciplina”, un eufemismo con el que el régimen comunista chino alude a los casos de corrupción, anunció hoy la agencia oficial Xinhua.


Publicidad

Ling, de 58 años, fue director de la Oficina General del Partido Comunista de China (PCCh), órgano que a efectos prácticos se responsabiliza de labores de protocolo y asesoramiento del presidente chino, entre 2007 y 2012.

El político era una figura influyente llamada a ascender a puestos de alta responsabilidad, pero su fama cayó en picado en 2012, a raíz de que su hijo falleciera en un accidente de tráfico cuando conducía un Ferrari a gran velocidad, un hecho que abrió el debate sobre el comportamiento de muchos líderes comunistas y sus familias.

La apertura de investigaciones contra él, un primer paso ante un futuro juicio, fue anunciado hoy en un breve comunicado por la Comisión Central de Inspección y Disciplina, el órgano anticorrupción del PCCh.

Aunque Ling había sido apartado de las altas esferas en 2012, a raíz del incidente protagonizado por su hijo, todavía mantenía varios cargos honoríficos a los que había sido relegado.

En este sentido, ocupa una de las 23 vicepresidencias de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (órgano similar a una Cámara Alta en los regímenes democráticos) y la jefatura del Frente Unido, institución que regula la relación del PCCh con otras formaciones políticas del país.

El político es el último de una larga lista de “tocados” en la masiva campaña anticorrupción lanzada por el Gobierno del sucesor de Hu Jintao en la presidencia de China, Xi Jinping.

En esa lista también figuran el antiguo ministro de Seguridad Pública, Zhou Yongkang, y el exvicepresidente de la Comisión Militar Central, Xu Caihou, otros políticos de gran poder en la era Hu a los que se investiga, aunque aún no han sido juzgados.

La investigación era un secreto a voces desde Li publicara, la semana pasada, un extenso artículo en el que elogiaba el Gobierno de Xi, lo que, según los observadores, era una táctica del antiguo alto cargo para intentar que se cancelaran las pesquisas contra él.

En ese artículo, publicado en la revista bimensual Qiushi (“Buscando la verdad”), una influyente publicación del PCCh, Ling resaltaba la importancia de cumplir “el sueño chino de rejuvenecer a la nación”, citando así uno de los lemas que ha hecho suyos Xi desde su ascenso al poder.

En enero de 2013 la esposa de Ling, Gu Liping, abandonó de forma repentina un puesto de responsabilidad en una fundación de la Liga de las Juventudes Comunistas, mientras que en agosto las autoridades detuvieron al hermano mayor del político, Ling Zhengce, acusado de corrupción.

El menor de los hermanos, Ling Wancheng, quien acaba de regresar a China de EEUU, también se encuentra bajo investigación, según señaló la pasada semana el diario hongkonés South China Morning Post (SCMP).

La caída de Ling comenzó en marzo de 2012, cuando su hijo, Ling Gu, falleció mientras conducía de forma temeraria su Ferrari por las calles de Pekín acompañado de dos mujeres, que resultaron gravemente heridas.

Una de ellas murió meses después de un súbito empeoramiento de salud relacionado con el accidente, pese a que parecía haberse recuperado de las heridas.

El suceso estuvo envuelto en un gran polémica, mezclada con el otro gran escándalo que sacudió a la actualidad china en esas fechas, el asesinato de un empresario británico por Gu Kailai, esposa del entonces poderoso líder comunista chino Bo Xilai, ahora en prisión por corrupto. EFE